Galicia abandona el "sí crítico" y acepta los objetivos de deuda

stop

La comunidad tendrá unas cifras máximas de deuda del 15,4% para 2013 y 2014 y el 15,1% para 2015

Elena Muñoz, conselleira de Facenda

31 de julio de 2012 (22:01 CET)

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ha aprobado este martes con el voto en contra de Asturias y Canarias y las ausencias de Catalunya y Andalucía, un objetivo de deuda sobre el PIB nacional para el conjunto de las comunidades autónomas del 15,1% en 2012 y del 16% en 2013. En esta ocasión, Galicia abandonó la beligerancia de la última reunión del consejo en el que había manifestado que daba “un sí crítico”.

En concreto, el Gobierno central ha impuesto a Galicia para el año 2013, 2014 y 2015 unas cifras máximas de deuda que son del 15,4%, el 15,4% y el 15,1% respectivamente. Al término de la reunión, la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, aseguró que las cifras adjudicadas a cada comunidad han sido individualizadas pero basándose en criterios homogéneos en función de su PIB.

En esta última reunión del Consejo, las comunidades gobernadas por el PP no le 'fallaron' al ministro Montoro. En la última reunión, tanto Galicia como Castilla y León y Extremadura dejaron patente su descontento con los objetivos de déficit fijados para 2013 y 2014 y estuvieron a punto de abstenerse en las votaciones, aunque finalmente votaron a favor.

La última reunión


Aquel día, la ministra de Facenda, Elena Muñoz, aseguró que Galicia había dado un “sí crítico” . “Hemos votado que sí, y hemos votado un sí crítico por responsabilidad, porque entendemos que la situación por la está pasando este país requiere de una posición unánime de las comunidades, aunque reconocemos que se nos está pidiendo un esfuerzo extraordinario”, dijo Muñoz en aquel momento.

Entonces, las voces de la oposición en Galicia vieron en la rebeldía gallega una “estrategia” para marcar distancias con respecto a las impopulares medidas del Gobierno central de cara a unas hipotéticas elecciones autonómicas.

“La única vía”

Sin embargo, este martes no pasó nada de eso. Más allá del plante de Catalunya y Andalucía, y del voto negativo de Asturias y Canarias, el resto de comunidades populares no solo aprobaron el objetivo de deuda, sino que las comunidades fijaron también los objetivos de déficit individuales para 2013, que coinciden con el objetivo común del 0,7% del PIB fijado para el próximo año.

“En este momento no podemos compartir en absoluto argumentos de Cataluña y Andalucía”, zanjó ante los medios Muñoz, preguntada sobre el cambio de postura de Galicia de una reunión a otra.

"Estamos convencidos de que es la única vía para garantizar la viabilidad y sostenibilidad de todas las administraciones públicas. Mantenemos nuestro compromiso firme”, insistió la conselleira.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad