Galicia estudia las restricciones a aplicar en el estado de alarma, mientras gran parte del norte opta por el cierre perimetral. EFE/Lavandeira Jr

Galicia, a contracorriente: el norte de España se encierra

Feijóo se muestra reacio a un confinamiento perimetral de la comunidad, mientras que Navarra, La Rioja, Euskadi, Aragón y Asturias optan por el cierre

El comité clínico gallego, que conforman una treintena de expertos y que asesora a la Xunta de Galicia desde el principio de la pandemia, continuará esta jornada analizando cómo debe adaptarse la comunidad a las nuevas restricciones decretadas por el Gobierno de Pedro Sánchez con el estado de alarma y si el territorio gobernado por Alberto Núñez Feijóo opta por dar algún paso más específico. Desde la Consellería de Sanidade guardan silencio. Este martes se conocerá la decisión de los gurús sanitarios, si bien el máximo mandatario gallego ya evidenció el lunes que su deseo no pasa por decretar un cierre perimetral de la comunidad. "Hay quien está tomando esta decisión pero, con los datos que tenemos, entendemos que no sería imprescindible tomar esa decisión", dijo en una comparecencia ante los medios en la que, en la línea del resto de dirigentes del Partido Popular, cargó contra Sánchez por querer aplicar "un estado de excepción" durante meses que "se cargará" la imagen internacional de España y el consumo en Navidad y Semana Santa.

No obstante, la realidad, a pocas horas de conocerse la decisión final del comité clínico de la Xunta, es que Feijóo se va quedando solo en la determinación de no apostar por un cierre perimetral de la comunidad. En el norte, tan solo la comunidad gallega y la cántabra, de momento, se resisten a tomar esa determinación. Durante este lunes, Asturias, Euskadi y Aragón han tomado la determinación de cerrar su territorio, siguiendo la estela de Navarra y La Rioja

 

 

Datos mejores, pero contagios disparados

El presidente de la Xunta aseguró este lunes que Galicia solo adoptará restricciones "cuando las condiciones epidemiológicas lo acrediten". La realidad es que los datos de contagios gallegos son muy inferiores al del resto de comunidades confinadas. Según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, la incidencia del Covid en el territorio gallego es de 226 casos por cada 100.000 habitantes, un 45% por debajo de la media estatal, que se eleva hasta los 410 casos (en el cómputo de los últimos 14 días). En el caso de Asturias, la incidencia se eleva hasta los 330 contagios; 490 en País Vasco; 1.102 en Navarra; 684 en La Rioja y 820 en Aragón. Además, Galicia es la comunidad que presenta una saturacion menor de las UCI por coronavirus y la tercera por la cola en cuanto a presión hospitalaria, unos datos destacados por el propio presidente gallego.

No obstante, también es cierto que, a pesar de que los indicadores gallegos en la pandemia son menos malos, la expansión del virus avanza. Este lunes Galicia registró 12 muertes por causa del coronavirus, la mayor cifra dentro de la segunda ola, además, suma tres días consecutivos detectando más de 600 nuevos contagios diarios y todas sus áreas sanitarias experimentaron este lunes un aumento de casos. Por si fuera poco, y según los indicadores establecidos por la Xunta de Galicia (que no son los mismos, no obstante, que los del Ministerio de Sanidad), las siete grandes ciudades de la comunidad están en nivel de alerta 3, es decir, en código rojo tras la entrada este lunes de A Coruña.

Al margen de estas comunidades, otras, como Madrid, estudian restricciones para tratar de evitar el éxodo en el puente de Todos los Santos. Cataluña, por su parte, busca marcos más expeditivos y baraja un confinamiento los fines de semana, algo no contemplado en el actual decreto de alarma. Todo esto mientras en el conjunto de España los datos son implacables. Desde el pasado viernes se notificaron 52.188 contagios y una media de cien fallecidos diarios. El director del Centro de Alertas Sanitarias, Fernando Simón, aseveraba este lunes que "casi todas las autonomías están en situación de riesgo muy alto".

Toque de queda

A pesar de la contundencia de los datos a nivel estatal, desde Galicia, Feijóo ha insistido en que, si bien el primer objetivo ha de ser gestionar la pandemia con rigor, "no se deben generar más daños económicos que los imprescindibles". Reacio a un cierre perimetral, por lo menos hasta este lunes, desde el Gobierno gallego se sigue apostando por confinamientos en base a la situación epidemiológica de cada concello (como en el caso de Ourense o de Barbadás).

Feijóo, que en esta ocasión coincide con el líder de su partido, Pablo Casado, cree que términos como estado de alarma o toque de queda no harán sino atizar "un enorme palo" a la economía del país. Partidario de que el estado de alarma no se extienda durante seis meses y de que el Gobierno modifique la Ley Orgánica de Salud para que las comunidades puedan acometer restricciones puntuales sin tener que recurrir a esta medida de excepcionalidad, el presidente gallego también debe determinar cuál será el horario definitivo del confinamiento nocturno en la autonomía gallega.

¿Reducción de horarios?

De momento, este lunes, el mandario gallego deslizó la posibilidad de que el toque de queda no tuviese que ser igual en el rural que en las grandes ciudades. El Gobierno da la posibilidad a las comunidades de limitar el horario de confinamiento actual, marcado de 23.00 horas a 06.00 de la mañana. Aunque en Asturias, el socialista Adrián Barbón ha optado por el cierre perimetral de la comunidad desde este miércoles, también ha decidido retrasar el inicio del toque de queda a las 00.00 horas, el máximo posible, en un guiño al maltrecho sector hostelero. En base a sus últimas declaraciones, este podría ser también el camino a seguir por Núñez Feijóo que, por primera vez desde que estalló la pandemia, parece diferir de la senda escogida por el País Vasco.

En Euskadi, el toque de queda se mantiene entre las 23.00 y las 06.00. En el caso vasco, las restricciones van aún más allá, ya que se ha determinado la restricción de movilidad dentro de los propios municipios.

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad