Militantes del BNG desplegaron varias pancartas en la fachada del Pazo de Meirás para exigir su devolución al pueblo

La Fundación Franco compara al BNG con los 'sediciosos' catalanes

stop

La fundación cree que la sedición del Parlamento catalán y la no condena al asalto de Meirás nacen del error de pensar que la democracia prevalece sobre la ley

A Coruña, 11 de septiembre de 2017 (13:47 CET)

Para la Fundación Francisco Franco, la ley está en un plano “superior” a la democracia. Por este motivo, la entidad que tutela las visitas al Pazo de Meirás ha anunciado este lunes que hará “todo lo que esté en su mano” para que los “asaltantes” –en referencia a los militantes de BNG y Galicia nova que entraron a finales de agosto en el recinto– reciban “su justo castigo de acuerdo con la ley”.

En un comunicado en el que no entran a valorar la reciente sanción a la familia del dictador impuesta por la Xunta, la entidad critica que la acción haya sido vista como “un pequeño festejo en el cual los delincuentes son presentados como defensores del bien común y las víctimas del delito, es decir la familia de Francisco Franco y la Fundación, son descritos como delincuentes”.

En este sentido, considera que “la sedición del Parlamento y del Gobierno regionales de Cataluña” y el “asalto” del BNG al pazo parten del “mismo error”, que, a su juicio, no es otro que el de considerar “la democracia superior a la ley”, a lo que añade que “como el asalto ha tenido lugar contra una entidad que defiende la España de Franco, lo políticamente correcto es definirlo como una actuación democrática y, consecuentemente, legal”.

La Fundación Franco critica que los ataques a la España de Franco se vean como actuaciones democráticas y legales

En su opinión, las consecuencias de actuar contra los “asaltantes” del Pazo de Meirás serán “muy importantes y muy positivas” sobre la sociedad española en su conjunto porque “la aplicación del peso de la ley a los culpables del asalto, así como a los culpables de la sedición del Parlamento regional catalán será el caballo de batalla del enfrentamiento entre la democracia y la ley en la España de los próximos meses”.

Las cartas sobre la mesa

“Y en el debate público, ya iniciado, entre la prevalencia de la ley o de la democracia, los distintos actores, tanto políticos como mediáticos, tendrán irremediablemente que definirse, abandonando su estudiada ambigüedad de hoy. Y de esta definición depende el futuro de nuestra patria: o Estado de Derecho o caos”, zanja la Fundación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad