Francia obligará a dar una prima los trabajadores de las empresas que aumenten dividendo

stop

La medida se aplicará a las firmas con más de 50 operarios y se negociará en las compañías

Nicholas Sarkozy

21 de abril de 2011 (11:30 CET)

El Gobierno francés, que preside Nicholas Sarkozy, ha anunciado una polémica iniciativa: las empresas con más de 50 operarios que aumenten el reparto de dividendo tendrán que pagar también una prima a sus empleados.
La cantidad de la paga extra se tendrá que negociar en el interior de la empresa y  estará exenta de pago de impuestos sociales, según adelantó el ejecutivo francés, que ha indicado que plasmará dicha propuesta en un proyecto de ley. Por lo que se refiere a las empresas de menos de 50 operarios, la prima será optativa.

El presidente, Nicolas Sarkozy, había defendido esta medida, muy criticada por la patronal y considerada electoralista por los sindicatos y por la oposición. Esta actuación se enmarcaría en el interés del mandatario galo por dar una imagen al país de reparto de los esfuerzos ante la crisis económica.

Gobierno dividido

El ministro de Presupuesto y portavoz del Gobierno, François Baroin, fue el primero en hablar de una prima de "al menos 1.000 euros" a los empleados de las empresas que repartan dividendos, lo que le valió duras críticas de la presidenta de la principal patronal MEDF, Laurence Parisot.

La titular de Economía, Christine Lagarde, rectificó posteriormente y aseguró que esa prima no sería obligatoria y que su monto sería fruto de la negociación.

Al parecer las dos tendencias que conviven en el gobierno francés, plantearon sus alternativas a Sarkozy, que finalmente optó por la solución que ahora se ha dado a conocer.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad