Fomento: la gratuidad de los peajes de las autopistas es "inabordable" 

stop

De la Serna sentencia que tendría un coste de "miles y miles de millones" que el Gobierno no puede asumir 

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna

en A Coruña, 26 de enero de 2017 (13:44 CET)

Íñigo de la Serna ha llegado a la conclusión de que "liberalizar" autopistas es una tarea "inabordable", que costaría "miles y miles de millones de euros". El ministro de Fomento zanjó en La Rioja el debate sobre rescate de las vías para establecer la gratuidad o, al menos, el abaratamiento de los peajes, una cuestión central de la reiterada demanda de la Xunta de la transferencia de la AP-9.

Además de los embotellamientos ocurridos en verano, el Gobierno gallego había criticado la escalada en los precios de la Autopista do Atlántico, gestionada por Audasa, en plena crisis económica. En La Rioja tienen un problema igual de grave. El vial alternativo a la AP-68 tiene una elevada siniestralidad, a pesar de los fondos públicos destinados a seguridad vial. De ahí que hayan surgido diversas plataformas solicitando la liberalización de la autopista de pago, demanda que hicieron suya gobiernos municipales y autonómico.

Pero De la Serna dijo no. "Si se liberaliza la AP-68, habría que inmediatamente liberalizar la AP-7, la AP-1, es decir todas", algo que ha insistido tendría un coste de "miles y miles de millones de euros". Lo que plantea Fomento son bonificaciones, que en realidad funcionan como una compensación a las concesionarias por el dinero que dejan de ingresar debido a los descuentos.

Esa es la fórmula que se emplea en la AP-9 y que parece destinada a prolongarse en el tiempo, a pesar de que Fomento se ha comprometido a compartir la gestión del vial con la Xunta y atender sus propuestas en una mesa de coordinación. En su momento, Ana Pastor cifró en 3.000 millones el coste de liberr los peajes de la principal autopista de Galicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad