Felipe ya ejerce de Rey y muestra todo su "empeño en servir a una España unida y diversa”

stop

SUCESIÓN EN LA CORONA

 El Príncipe Felipe, en Navarra, este miércoles./EFE/Javier Etxezarreta

04 de junio de 2014 (13:47 CET)

El día 18 será coronado Rey de España, como Felipe VI, pero en sus últimos actos como Príncipe Felipe ya ha dado muestras de su voluntad de trabajar por el conjunto de los españoles, con el objetivo de superar las dificultades sociales, políticas y económicas.

El Príncipe Felipe se ha dirigido por primera vez en público, desde que el Rey Juan Carlos anunció su abdicación, este lunes. Lo ha hecho aprovechando la entrega del premio Príncipe de Viana de la Cultura, en el monasterio de Leyre, en Navarra.

Potenciar el bien común

Con un tono emocionado, ha reclamado que le respetaran sus últimos días como Príncipe. “Permitidme que respete el procedimiento parlamentario iniciado, y me limite a reiterar mi empeño y convicción de dedicar todas mis fuerzas, con esperanza e ilusión, a la apasionante tarea de seguir sirviendo a los españoles, a nuestra querida España, una nación, una comunidad social y política unida y diversa que hunde sus raíces en una historia milenaria", ha asegurado.

Pese a ello, y aunque ha sido un discurso similar al de sus últimas intervenciones en distintos actos, el Príncipe Felipe ha querido reiterar sus objetivos: “En periodos de dificultades como los que atravesamos, la experiencia de tiempos pasados plasmada en la historia nos enseña que solo uniendo nuestros afanes, anteponiendo el bien común a los intereses particulares e impulsando la iniciativa, la investigación y la creatividad de cada persona, lograremos avanzar hacia escenarios mejores. Ese es el camino que todos, responsables institucionales, agentes sociales y económicos, entidades y ciudadanos, debemos tener para afrontar con decisión el futuro y ampliar el campo de esperanza que se abre ante nosotros”, ha clamado, acompañado de la Princesa Letizia.

Defensa de la institución

El Príncipe ha querido mencionar a su hija Leonor, que asumirá los títulos nobiliarios. Una vez el Rey Juan Carlos firme la ley de abdicación, Leonor será princesa de Asturias, de Girona, y también de Viana, como ha mencionado Felipe.
El premiado ha sido el historiador capuchino Tarsicio de Azcona, de 91 años, conocido por ser el autor de una biografía de Isabel la Católica.

Y, como si se tratara de una defensa de la propia institución monárquica, a pocos día de ser coronado, y a la vista de las protestas y de las reivindicaciones para celebrar un referéndum sobre Monarquía o República, Felipe ha afirmado que “puede afirmarse que el mejor conocimiento del pasado favorece que las sociedades avancen con paso firme hacia el futuro, del mismo modo que los árboles precisan de recias raíces afianzadas en la tierra para poder crecer con más fuerza”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad