Felipe González: "Si Rajoy se pone a currar, el PSOE tendrá algo que decidir"

stop

El comité federal del PSOE se inclina por el 'no' al líder del PP, a la espera de los frutos de su reunión con Ciudadanos

Manel Manchón

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto al expresidente del Gobierno Felipe González / EFE
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto al expresidente del Gobierno Felipe González / EFE

Barcelona, 09 de julio de 2016 (01:00 CET)

El PSOE ha decidido acumular fuerzas. Y tiene claro los pasos que quiere seguir. El gran referente, todavía, Felipe González, se ha prodigado esta semana, y, tras un artículo en el que defendía la posible abstención de los socialistas, asegura ahora que todo depende de Mariano Rajoy. "Si se a pone (Rajoy) a trabajar, le da un ataque y se pone a currar, y se acerca a una serie de reformas, regeneración democrática, etc, el comité federal tendrá algo que decidir. Si no, lo único que puede decidir es que está en la oposición", asegura el ex presidente en una larga entrevista en Jot Down.

Esa tesis la comparte la totalidad de los dirigentes socialistas. No hay diferencias. Existen matices, sobre si el PSOE debería o no anticiparse anunciando una abstención, que pudiera presionar a Ciudadanos. Pero el comité federal del PSOE, que se reúne este sábado, se inclinará por un 'no' a Rajoy, a la espera de que, en los próximos días, el líder del PP comience, de verdad, "a entender que él se juega el gobierno, que él quiere gobernar, que debe gobernar, pero que debe buscarse los apoyos para ello", como apunta un dirigente territorial socialista.


El manual del PSOE

A González, el PP le busca para encontrar las contradicciones internas en el PSOE. Por ello, Rajoy alaba sus palabras y dice que son muy "cualificadas". Pero lo que defiende lo comparte Miquel Iceta; Javier Lambán, o Javier Fernández, los dirigentes en Cataluña, Aragón o Asturias. Sólo Francina Armengol, la dirigente en Baleares, se ha atrevido a sugerir que Pedro Sánchez podría intentar un gobierno alternativo. En esa línea se pronunció el propio Iceta, pero casi como la lectura de un manual de ciencia política: "si fracasa Rajoy, el PSOE no debería quedarse con los brazos abiertos".

¿Cuál es el problema? Que el PSOE, que no quiere entorpecer la constitución de un gobierno, porque sabe que, en realidad, no hay ninguna otra opción, desea que Rajoy exprese sus deseos, que explique qué querría hacer y que haga posible un gobierno en minoría. Y eso sólo es posible con el concurso de Ciudadanos. Rajoy, finalmente, se entrevistará con Albert Rivera, el líder de Ciudadanos, el próximo martes. El mismo día lo hará con Pablo Iglesias. Pero el líder del PP entiende que, no sólo su investidura, sino el gobierno, dependerá de un acuerdo con Ciudadanos.


Todo en manos de Ciudadanos

Entonces, el PSOE se abstendrá, y permitirá a Rajoy gobernar con 169 diputados, que podrían ser 170 con el concurso de Coalición Canaria. El resto de abstenciones podrían llegar en cascada, como la del PNV, que no tiene ningún interés en obstaculizar la gobernabilidad, o Convergència, que necesita iniciar una nueva etapa en la que se la considere una fuerza política útil.

¿Pero está dipuesto Ciudadanos a ese esfuerzo? Los socialistas lo tienen claro: "Lograron un acuerdo con el PSOE, y no se pudo llegar más lejos. Ahora deben llegar a un acuerdo con el PP, y nosotros no dificultaremos las cosas", señala un barón socialista.

Felipe González no ahorra críticas al PSOE. Señala que la pelota está "absolutamente" en el tejado de Rajoy, pero que el PSOE "tiene que tener claro lo que quiere, y no estoy seguro de que lo tenga claro". Pero añade que "es una distorsión de la realidad brutal que pidan responsabilidad sobre lo que va a pasar en España a los que no tienen el protagonismo de intentar que haya una investidura y un Gobierno", en referencia a los socialistas.


El congreso del PSOE

La cuestión que lo complica todo es que Pedro Sánchez no es un dirigente respetado en el seno del PSOE. Hay dudas sobre su liderazgo. Y es que el PSOE debe celebrar un congreso de inmediato. Fuentes socialistas descartan que en el comité federal de este sábado se aborde esa cuestión. "Cada cosa en su momento". Es decir, Sánchez no tiene la intención de ligar su posición sobre la investidura de Rajoy con la fijación de un calendario para celebrar el congreso. Pero en un comité federal se pronuncian muchas voces. Y aunque se tiene claro lo que se va a debatir, siempre se puede complicar.

El 'no' del PSOE a Rajoy se explicirará este sábado, justamente "para hacerle ver a Rajoy qué debe hacer". Los socialistas seguirán con mucho interés la entrevista de Rajoy con Rivera del próximo martes. Y, a partir de ese momento, "ya se concocarán las reuniones que sean necesarias".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad