Feijóo vuelve a recurrir a Rajoy para que negocie contratos navales

stop

Pide al presidente que hable con Dilma Rousseff para cerrar encargos de Brasil a los astilleros

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo

15 de noviembre de 2012 (22:59 CET)

Alberto Núñez Feijóo está decidido a repetir con Petrobras las mismas directrices que siguió para conseguir su “contrato” con la mexicana Pemex para que encargase construcción de barcos a los astilleros gallegos. Las negociaciones con la petrolera comenzaron cuando Feijóo viajó a México acompañando a Rajoy, que habló del tema con Felipe Calderón. Ahora, el titular de la Xunta, anuncia que remitirá a la Moncloa un informe con documentación para que el presidente español aborde con la a jefa de Estado brasileña, Dilma Rousseff, oportunidades para el naval gallego en el marco de la construcción de buques off-shore, la reparación o la formación de trabajadores de astilleros brasileños.

En la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, el jefe del Ejecutivo en funciones ha destacado la importancia de que Rajoy se implique, como lo hizo en México con Pemex, para materializar "el inicio de una relación económica con vocación de continuidad" con Brasil, país que visitó en la pasada semana, acompañado del conselleiro de Economía, Javier Guerra, y de representantes de astilleros gallegos.

La fórmula Pemex

De esta forma, el anuncio hecho por Feijóo ha devuelto a la memoria de los astilleros el comienzo de las relaciones con Pemex, que trajo consigo un debate que todavía perdura tras las elecciones gallegas. El presidente del comité de empresa de Navantia, Ignacio Naveiras, reiteró su rechazo al procedimiento seguido por la Xunta. “En este sector no se pueden hacer este tipo de anuncios políticos, como instar a su jefe de partido a impulsar preacuerdos o acuerdos de intenciones. Llevamos tiempo pidiendo a Feijóo que actúe de manera sigilosa y que, ya que han pasado las elecciones, reserve las declaraciones para cuando se formalicen contratos. No estamos dispuestos a caer en la misma situación que con Pemex, donde vivimos grandes proclamaciones políticas, con intención claramente electoral, pero todavía estamos cruzando los dedos para que los barcos se construyan en Galicia”, afirmó.

Los astilleros piden discreción


En su relato, Naveiras afirmó que la actuación de Feijóo con Pemex provocó la división entre la empresa y la Xunta. “Nunca antes una empresa como Navantia, con una vinculación fundamental al sector público, estuvo tan separada del Gobierno como ahora. La empresa fue ajena a toda la negociación e incluso el mismo día de la firma de los documentos, de los que desconocemos el contenido, nos avisaron cuatro horas antes del acto”, explicó ante la posibilidad de que se repita una situación similar.

También aprovechó Naveiras para argumentar que un acuerdo estratégico con Brasil sería una “gran oportunidad” para impulsar el dique flotante en Ferrol, y matizó que fabricar piezas para ensamblarlas en Brasil, una de las opciones que planteó Núñez Feijóo, es un proceso “complicado” y “encarece muchísimo” el producto final.

Puerto exterior

A pesar de las dudas que todavía surgen cuando se habla de los acuerdos de Pemex en Galicia, lo que sí parece cerrado es que la petrolera mexicana tendrá una base en el Puerto exterior coruñés. Preguntado sobre si también intentará arrancar un acuerdo similar con Petrobras, Feijóo ha asegurado que sí. “En Europa hay más puertos que Rotterdam”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad