Urkullu, este jueves, a su salida del Tribunal Supremo. EFE/J.J. Guillén

Feijóo vuelve a mirar al País Vasco: Urkullu quiere votar en julio

El lehendakari vasco cree que sería positivo celebrar las elecciones autonómicas en verano ante el riesgo de rebrotes en otoño

El Gobierno gallego vuelve a mirar hacia el País Vasco. A principios de año, cuando la amenaza del Covid-19 solo era una posibilidad, el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo acabó por adelantar las elecciones autonómicas al 5 de abril para hacerlas coincidir con las vascas. También negoció con el lehendakari Iñigo Urkullu su aplazamiento ante la pandemia. Ahora, de nuevo, el Gobierno vasco da un paso adelante que se mira con atención desde la comunidad gallega.

Convocatoria de la mesa de partidos

Urkullu baraja la posibilidad de convocar las elecciones autonómicas vascas para el próximo mes julio, cuando se prevé que el riesgo de contagio por el coronavirus esté en sus tasas más bajas. Por ello, convocará una mesa de partidos el 30 de abril para analizarlo.

Urkullu ha comparecido en la Diputación Permanente del Parlamento Vasco, a petición propia, para explicar la situación en la que se encuentra, en la actualidad, la pandemia en Euskadi, tras las explicaciones que dio ante los grupos parlamentarios el pasado 2 de abril y después de las medidas implementadas por el Gobierno Vasco.

Durante su intervención, el presidente del Gobierno Vasco ha revelado que plantea convocar el próximo jueves, 30 de abril, una mesa de partidos políticos para evaluar la Declaración de Emergencia Sanitaria que decretó el pasado 13 de marzo y analizar la posibilidad de convocar las elecciones vascas en el plazo de tres meses, antes de agosto.

Las tres razones de Urkullu

A juicio de Urkullu, existen tres razones que aconsejan convocar elecciones en julio. La primera de ellas, que "todos los partidos políticos han expresado su solicitud de comparecencias o de reuniones, tanto en el Parlamento como, por otra parte, con otros partidos en sustitución de los grupos parlamentarios".

La segunda es que, según las hipótesis que manejan las autoridades sanitarias, "el riesgo de contagio puede estar en sus tasas más bajas en el mes de julio". Por el contrario, ha dicho que el inicio del otoño podría coincidir "con un rebrote de la epidemia y, en ningún caso", se contará todavía con una vacuna. Para el lehendakari, "esta previsión aconseja estudiar la opción de una convocatoria electoral en el mes de julio".

La tercera reflexión que realiza es que "la dimensión y profundidad de la crisis demanda contar, cuanto antes, con un Parlamento plenamente constituido y un Gobierno en plenitud de funciones".

"Sabemos que, tras la cita electoral se abre un período de semanas dedicadas a la constitución del Parlamento y la conformación del nuevo Gobierno. Hacer coincidir este período con el verano, permitiría retomar cuanto antes la actividad en un momento fundamental para la ejecución del Presupuesto de este año y la aprobación de las directrices económico presupuestarias del próximo", ha remarcado.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad