Feijóo utiliza el discurso de Fin de Año para echar un capote a Rajoy

stop

El presidente de la Xunta ha criticado a quienes prometen 'fórmulas mágicas' para solucionar los problemas que afectan a la sociedad

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante el mensaje institucional de Fin de Año

en A Coruña, 31 de diciembre de 2015 (14:03 CET)

Como es ya tradición, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha aprovechado el último día del año para dirigirse a todos los gallegos en un mensaje en el que no han faltado las alusiones a la estabilidad. En su discurso, Feijóo tuvo las elecciones generales del 20 de diciembre muy presentes; no así los comicios autonómicos de 2016, a los que todavía no ha desvelado si se presentará.

"La Galicia de hoy es un país dinámico, en transformación, en permanente renovación, debido a que hizo de la estabilidad su prioridad", explica Feijóo. Esos cimientos son los que, según el presidente, permiten avanzar sin riesgos y ver en el pluralismo político y social "no una amenaza, sino una oportunidad para agudizar aún más el entendimiento".

Núñez Feijóo incidió en el concepto de estabilidad, teniendo muy presente los recientes resultados electorales, que privaron al Partido Popular de la mayoría absoluta para gobernar en España como lo hace en Galicia. En este sentido, se valió de una metáfora para explicar que la estabilidad "no es la antítesis del dinamismo", como propugnan algunas formaciones, "sino su garantía". "Nadie viajaría con tranquilidad en un vehículo muy veloz pero poco estable. Lo mismo sucede con las sociedades", apuntó.

Fórmulas mágicas

El presidente autonómico también ha criticado a quienes proponen "fórmulas mágicas" para disipar de golpe todos los problemas que afectan a la sociedad. "Nada más reprochable que jugar con las esperanzas de la gente, ofreciendo paraísos ilusorios que de inmediato se transforman en frustración", ha dicho.

Feijóo hizo un paralelismo con el fogar del que habla el himno gallego para recordar que Galicia, el hogar común de todos los gallegos, "puede necesitar arreglos y reformas", pero lo "fundamental" es que tenga estabilidad para "inspirar seguridad" a los que viven en él y a los que ven en él una oportunidad para invertir o emprender.

Reconoció que, precisamente, "una de las grandes satisfacciones" derivadas de su cargo es la visión que tienen de los gallegos fuera de sus fronteras. "Galicia es una referencia en España. Galicia es hoy un territorio europeo valorado. Viajeros e inversores alaban el clima social que existe en nuestra tierra, la proximidad de la gente, la formación de sus profesionales y la riqueza de su cultura".

Un país para nacer

El presidente de la Xunta no quiso dejar pasar la oportunidad para recordar que Galicia contará en 2016 con unos presupuestos que aumentan por primera vez después de varios años y con los que pretende aumentar su apoyo a las familias y avanzar hacia una recuperación "que llegue a todos". Citó como ejemplos algunas medidas que entrarán en vigor este mismo viernes, como la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones para la mayoría de las familias o la puesta en marcha de la Tarjeta Bienvenida, una medida para fomentar la natalidad y apoyar a los padres con los gastos de los primeros meses de vida de sus pequeños.

El lugar elegido por Feijóo para transmitir su mensaje, una guardería, no fue casual. En las aulas, dijo, "es donde se define el futuro". "A las niñas y niños que vienen aquí tenemos la obligación de dejarles un país de convivencia", recordó.

Finalmente, para cerrar su mensaje, reiteró sus felicitaciones a quienes forman parte del hogar común que es Galicia. "Son ustedes artífices de una tierra buena para vivir, buena para nacer, para conocer, para trabajar, para emprender y también para hacer realidad los sueños de las niñas y niños que ocupan esos pupitres. Galicia", concluyó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad