Feijóo sigue a Inditex e impone un código ético para los regalos

stop

Este mes habrá un protocolo para prohibir o restringir dádivas en la Xunta, según el anuncio del presidente

Alberto Núñez Feijóo | EFE

12 de marzo de 2014 (13:01 CET)

Buena nota debe haber tomado el presidente de la Xunta del código ético de Inditex, que limita los regalos para sus empleados a un total del equivalente a cien euros al año por trabajador, y en muchos casos los prohíbe, como adelantó y detalló Economía Digital. Y es que Alberto Núñez Feijóo ha anunciado que este mes la Xunta se dotará "por primera vez" de un código ético que protocolice "el buen uso" de los bienes públicos y que "restrinja o prohíba todo tipo de regalos" en la administración pública. El anuncio lo ha hecho en el marco de un debate parlamentario en que la oposición le ha afeado la "situación límite" del Ayuntamiento de Santiago.

En la sesión de control, en respuesta a las duras críticas de Yolanda Díaz (AGE), quien le ha acusado de "incumplir" sus compromisos al mantener a los siete ediles encausados en Santiago por autorizar el pago de la defensa al concejal de Deportes, Adrián Varela, imputado en la Operación Pokémon, el presidente gallego y líder del PPdeG ha anunciado este código ético.

"Para que usted no tenga que volver a aparecer recibiendo regalos en un sumario", ha espetado a Díaz, al tiempo que ha subrayado, en relación a los ediles de Santiago que, si bien un cargo público "no puede tener derechos o privilegios, sino obligaciones" como persona "sí tiene derechos" como la presunción de inocencia.

El ejemplo de Ortega

Inditex va a la vanguardia en este tipo de cuestiones. El código establece que “ningún empleado de Inditex podrá ofrecer, conceder, solicitar o aceptar regalos, o dádivas a o de una persona física o jurídica con la que Inditex mantenga relaciones de cualquier tipo que, aislados o sumados entre sí en el periodo de un año, tengan un valor superior a 100 euros o su equivalente en moneda local”.

“Los obsequios en metálico”, advierte el manual, revisado en 2008, “están expresamente prohibidos”. Y aquellos empleados que tengan relación con representantes de las administraciones públicas deberán estar específicamente autorizados por la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad