Feijóo sentencia a Louzán 

stop

El presidente de la Xunta espera que comunique su nueva situación procesal al partido "para obrar en consecuencia" 

Rafael Louzán

en A Coruña, 29 de diciembre de 2016 (15:02 CET)

Pocas pero significativas palabras tuvo el presidente de la Xunta para la situación judicial de Rafael Louzán. Alberto Núñez Feijóo se limitó a señalar que esperaba del ex presidente de la Deputación de Pontevedra que comunicara "su nueva situación procesal" al partido "para obrar en consecuencia". Fue la única valoración que hizo después de que se abriera juicio oral contra Louzán, su esposa y otro ex diputado del PP, Severino Reguera, por un presunto delito de cohecho.

El PP prevé en sus estatutos la apertura de juicio oral para echar a un cargo del partido, por lo que las palabras de Feijóo son una invitación a Louzán a la suspensión de militancia o a la salida del PP. El presidente de la Xunta no quiso entrar a valorar si debe abandonar también la Federación Galega de Fútbol.

Louzán se defiende

Louzán, por su parte, dijo sentirse víctima de una persecución. "¿Queremos justicia o queremos ajusticiar por parte del Ministerio Fiscal a alguien llamado Rafael Louzán?", ha dicho el expresidente del PP de Pontevedra en rueda de prensa.

Tras criticar que, "por tercera vez en este proceso" se ha enterado de esta resolución judicial --que aún no le han "notificado"-- por los medios de comunicación, Louzán ha adscrito estos hechos a su "ámbito privado" y ha sostenido que nada de esto deriva de su "gestión pública".

Así, ha visto en este proceso un intento de "persecución" de su persona. "Me quieren juzgar no por lo que hice, sino por lo que fui", zanjó Louzán, que apuntó a que el caso contra él "no se sostiene".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad