Feijóo se la juega y margina a la vieja guardia para pilotar el PP

stop

Miguel Tellado pasa a ocupar contra todo pronóstico la Secretaría General de un partido volcado en la renovación y en las próximas citas electorales

Alberto Núñez Feijóo junto a su número dos, Miguel Tellado | EFE

en A Coruña , 08 de mayo de 2016 (00:44 CET)

No salió ninguno de los nombres que figuraban en las quinielas. De ahí que la designación de Miguel Tellado (Ferrol, 1974) como secretario general del PPdeG haya cogido a más de uno por sorpresa. El propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reconoce que "no es Cristiano Ronaldo", pero considera que su perfil es el idóneo para poner la maquinaria del partido en marcha de cara a las próximas citas electorales.

El propio Feijóo contaba con dar la sorpresa, ya que muchos compañeros de filas esperaban un perfil que se pudiese ajustar al de un hipotético sucesor en el futuro. Sin embargo, el líder de los populares gallegos optó por este licenciado en Ciencias Políticas y Sociales por la Universidad de Santiago de Compostela, hasta ahora portavoz del partido, precisamente porque va a poder dedicarse a su labor con dedicación exclusiva.

Savia nueva

Tellado es una persona a la que Feijóo conoce "muchísimo más" que a Alfonso Rueda, su antecesor en el cargo, cuando fue nombrado número dos en 2006. "Tengo que decir que Miguel tiene hoy más experiencia de la que tenía Alfonso Rueda", aunque a renglón seguido aclaró que Rueda "fue el mejor secretario general del PP de Galicia".

En su elección, además de su juventud para incidir en la idea de renovación, también ha jugado un papel fundamental su faceta de comunicador. Tellado ocupaba el puesto de portavoz, creado por Feijóo para canalizar la opinión oficial del partido y confrontar dialécticamente con la oposición. Sustituyó a Paula Prado tras pasar por otras administraciones ligadas al PP.

Pegado al partido

El nuevo secretario general de los populares gallegos trabajó como jefe de prensa de Juan Juncal en el Ayuntamiento de Ferrol. Posteriormente, ocupó la jefatura del gabinete de la entonces conselleira de Trabajo, Beatriz Mato, antes de regresar a la ciudad departamental como jefe de gabinete de José Manuel Rey Varela, uno de los que sí figuraba en las quinielas.

En los últimos comicios autonómicos fue cuando dio el salto definitivo a la política. Ahora tiene por delante una misión de altura: tratar de revalidar la mayoría absoluta para seguir gobernando en Galicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad