Feijóo se enfrenta a su primer 'escándalo mediático'

stop

'El País' publica unas fotos de hace dos décadas en las que aparece en el yate del contrabandista Marcial Dorado

Alberto Núñez Feijóo

31 de marzo de 2013 (11:13 CET)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha restringido a una relación “por coincidencia” de “hace casi dos décadas” cualquier contacto con el contrabandista Marcial Dorado Baúlde, en respuesta a unas fotografías que publica este domingo el diario El País en las que Feijóo aparece en una embarcación junto a Dorado y que datan, según el periódico, del verano de 1995.

En un comunicado emitido a las 00:44 horas del domingo y firmado de puño y letra del propio Feijóo, el presidente de la Xunta explica que las fotografías corresponden a “mediados de los años noventa, hace casi dos décadas”, cuando tenía 34 años.

Condenado a 10 años

El líder del PP gallego recalca que, por entonces, Dorado “no había sido condenado por ninguna de las causas por las que años después lo ha sido”. “Rompí el contacto con esta persona, por indirecto que fuese, cuando tuve conocimiento de que mantenía causas abiertas con la Justicia”, aclara Feijóo.

Dorado Baúlde fue condenado por la Audienca Nacional en 2009, junto a otras 17 personas, a 10 años de prisión y al pago de dos multas de 69 millones de euros por un delito contra la salud pública en relación a la incautación de un alijo con más de seis toneladas de cocaína a bordo de la embarcación South Sea. En la actualidad, la Audiencia Nacional instruye un caso contra el contrabandista por el supuesto delito de blanqueo de 30 millones de euros.

Marcial Dorado

Sobre su relación con Dorado, el presidente de la Xunta asegura que "todas las veces" en las que se encontró con él fueron "por coincidencia con un compañero de trabajo de mi juventud". En este sentido, Feijóo se remite a las fotografías para constatar que dichas situaciones se produjeron en "un contexto de ocio, nunca en el ámbito de sus responsabilidades laborales".

Feijóo dice no estar sorprendido por la publicación de las fotografías porque, según señala en el comunicado, "desde hace ya años (...) me han hecho llegar mensajes privados e insinuaciones públicas de que se harían llegar a los medios de comunicación".

Intención de amedrentar


Feijóo sospecha que la publicación de estas fotografías tienen la "intención de amedrentarle". Además, asegura que dicho material fue requisado en un registro realizado al contrabandista "años después" y que fue descartado en "diferentes operaciones judiciales por irrelevantes".

"Ningún pretendido intento de amedrentarme me ha frenado en el desempeño de mi labor en la defensa de los intereses generales y crítica de aquello que no considero apropiado, porque mi trayectoria personal y profesional me permite tener la conciencia muy tranquila y actuar en consecuencia", subraya en el comunicado.

Medidas en defensa del honor

En esta tesitura, Feijóo anuncia que actuará en defensa de su honor contra "aquellos que pretendan valerse de la publicación de estas fotografías para difamar o poner en cuestión mi trayectoria personal y profesional, y mi compromiso con los intereses generales y contra la ilegalidad".

El presidente del PPdeG desde 2006 y reelegido presidente de la Xunta en octubre de 2012 critica que "lo único con lo que han creído poder amedrentarme ha sido con el morbo" y recurriendo al "daño personal".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad