Feijóo se acuerda del sector lácteo para arañar votos en el rural

stop

El candidato del PP promete mejorar la rentabilidad de las pequeñas explotaciones y saca a relucir los 100 millones de inversión privada en el sector

Alberto Núñez Feijóo en un acto de campaña | EFE

en A Coruña , 21 de septiembre de 2016 (22:14 CET)

El Partido Popular tiene la peculiaridad de ser la única formación que en su programa económico saca pecho de una empresa privada, como es el caso de Goodleit y su inversión de 70 millones de euros para abrir una planta de transformación láctea en el concello de Curtis. Este es su mejor argumento para contrarrestar las críticas de los ganaderos, que durante toda la crisis han cargado contra el inmobilismo de la Xunta a la hora de luchar contra los bajos precios que la industria paga por su leche.

Sin embargo, Feijóo ha aprovechado este miércoles para deshacerse en alabanzas hacia el rural gallego. "Quiero que el mundo mire hacia el rural gallego y diga: En esta gente se puede confiar", llegó a afirmar en el transcurso de un acto de campaña el O Saviñao (Lugo).

Impulso al rural

En su discurso también incluyó numerosas promesas, como la de crear una línea de ayudas para mejorar la rentabilidad de las pequeñas explotaciones lácteas o, más encaminada a fijar la población en el rural, la de abrir 30 casas nido para facilitar la conciliación laboral.

El candidato del PPdeG a la Presidencia de la Xunta, recordó que el rural está en el "ADN" de Galicia, ya que de las 53 comarcas un total de 22 están especializadas en el sector primario. Su propuesta pasa por apostar por la calidad, la reestructuración y la diversificación y, en esta línea, avanzó otras medidas como el cierre de 132 zonas de concentración parcelaria para beneficiar a 90.000 familias, o favorecer el aprovechamiento de los bosques en el nuevo plan forestal.

Inversiones comprometidas

Pero sin duda de lo que más orgulloso se siente es de los últimos anuncios de inversiones por parte de empresas privadas del sector lácteo, como la ya mencionada de Goodleit, a la que se han sumado los 11 millones de euros de Dairylac para otro proyecto de transformación, o los 16 millones de Quesería Entrepinares para la construcción de una torre de secado de suero en su planta de Vilalba.

Los ganaderos, no obstante, recelan de estos anuncios, que ven todavía muy lejanos, y piden más implicación al próximo Gobierno autonómico para frenar de una vez los cierres de explotaciones y las prácticas abusivas de industria y distribución. Ganarse su voto no será tarea fácil para Feijóo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad