Feijóo saca pecho por Navantia: “No había nada y ahora hablamos de 400 millones en pedidos”

stop

El presidente de la Xunta cifra en 600 millones la inversión de Pemex en Galicia

Aplausos de sus compañeros de partido tras el discurso de Feijóo | EFE

07 de octubre de 2014 (13:54 CET)

Ni el aterrizaje de Pemex en Galicia ha sido plazo ni la recuperación del naval va tan rápido como se esperaba, pero el presidente de la Xunta sabe que el sector está mejor de lo que estaba. Feijóo aprovechó los encargos de la petrolera mexicana, propietaria del astillero vigués Barreras, y los todavía tímidos brotes verdes que empiezan a brotar en la construcción naval privada para sacar pecho de su gestión. En el Debate del Estado de la Autonomía, el jefe del Ejecutivo aseguró que el sector “estaba en una situación límite”, cuando llegó al Gobierno, y que ahora “se habla de más de 400 millones de euros en pedidos” en Navantia Ferrol.

La progresión es a todas luces insuficiente, como se han encargado de recordar en Ferrolterra, que vive ahora agitada por la fuga de una pequeña parte del flotel de Pemex hacia las instalaciones gaditanas de Navantia. Una decisión que la dirección de los astilleros públicos calificó de imprescindible para entregar el buque en los plazos previstos y que el PPdeG consideró “intolerable. Pero el presidente de la Xunta huyó este martes de polémicas y vendió optimismo: “Todos los astilleros privados están negociando o ya materializaron nuevos contratos. Es un camino esperanzador, que se concreta en más de 1.000 millones de euros”, proclamó Núñez Feijóo.

La recuperación tarda

Esta sensación positiva, ciertamente, está instalada en los astilleros privados, pero hay bastantes matices. Se negocian contratos, pero por ahora, en la mayoría de empresas, siguen sin concretarse. Por otro lado, la patronal Asime cifraba este septiembre en 260 los empleos creados en el naval vigués, frente a los 1.400 previstos tras el aterrizaje de Pemex.

Precisamente, Feijóo aludió a que la inversión de la petrolera mexicana en Vigo y Ferrol alcanzó los 600 millones en dos años. El compromiso de la Xunta es continuar facilitando la financiación a los astilleros y potenciar la innovación tecnológica, una piedra angular de la política económica del Gobierno.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad