El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en su comparecencia desde el Centro de Coordinación Operativa. E.P.

Feijóo retrata un caos en la gestión de la pandemia de Sánchez

El presidente de la Xunta, que defendió el mando único del Gobierno, acusa ahora a Sánchez de actuar de manera desleal e improvisada

El material del Gobierno central no llega --apenas un 10% de las mascarillas-- o no sirve para diagnosticar, como en el caso de los test rápidos; no hay protocolos claros, sino medidas improvisadas; se desconoce la evaluación que los expertos de Pedro Sánchez hace sobre la evolución futura de la pandemia; se confiscan fondos de las comunidades autónomas y se toman medidas de manera unilateral con cargo a los presupuestos autonómicos; hay un estado de “desconocimiento general” y se acrecenta la "desconfianza".

Ese es el balance que hace Alberto Núñez Feijóo, en su momento defensor del mando único del Gobierno central para afrontar la crisis del coronavirus, de la relación entre las comunidades autónomas y el equipo de Sánchez tras la reunión mantenida este domingo por videoconferencia con el jefe del Ejecutivo y el resto de mandatarios autonómicos.

Las quejas de Feijóo

El presidente de la Xunta aseguró que Sánchez tiene asegurada la lealtad de Galicia, pero que esta tiene que ser “recíproca”. En una intervención en la que reconoció que la pandemia está siendo menos virulenta de lo esperado en Galicia y que el número de hospitalizados en UCI continúa descendiendo, cuestionó la actuación del presidente del Gobierno en cuanto al suministro de material, la fijación de protocolos o la comunicación con las autonomías, concluyendo que está siendo “decepcionante” y que pone en cuestión la utilidad de las reuniones con los presidentes autonómicos.

RESIDENCIAS. Feijóo aseguró que es el área que más les preocupa y ha pedido al Gobierno clarificar el número de fallecidos en centros de la tercera edad en cada comunidad autónoma, curiosamente, el mismo reproche que le hacen a él en Galicia familiares de usuarios y la Federación Galega de Usuarios e Residencias REDE, que criticó la “opacidad” de la Xunta en esta área. El presidente autonómico agradeció al Gobierno que estableciese un protocolo de actuación, aunque dijo que la Xunta tenía uno en marcha días antes; que ordenase hacer pruebas diagnósticas masivas, lo que también estaba haciendo el Gobierno gallego; y que estableciera el apoyo de la UME, aunque solo para desinfectar los centros, matizó Feijóo, sin aclarar qué otras tareas quería que hicieran.

MASCARILLAS. Uno de los aspectos en los que fue más crítico el presidente de la Xunta, pues asegura que no se han trasladado protocolos de actuación. “El presidente nos ha dicho que van a entregar en metro y grandes infraestructuras, según el delegado del Gobierno en Galicia, también en estaciones de autobuses, los protocolos. Nosotros no entendemos esta decisión ni que se haga de ayer para hoy”, lamentó Feijóo, quien aseguró que ningún presidente autonómico sabe cuál es el protocolo para el uso de mascarillas en el transporte público. En este sentido, acusó a Sánchez de tomar medidas “improvisadas” que no producen “tranquilidad y sosiego”.

EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA. Feijóo insistió en la necesidad de conocer las previsiones del equipo de Pedro Sánchez respecto a la evolución del coronavirus, de unificar los datos de las distintas comunidades autónomas y de tener un estudio epidemiológico global. Argumenta que sin esta información es difícil acertar en la toma de decisiones. También dijo desconocer si se va a prorrogar más el estado de alarma o cuando se procederá a medidas que relajen el confinamiento actual.

LOS TEST NO SON COMO NOS HABÍAN CONTADO. El presidente de la Xunta reiteró que los test enviados por el Ejecutivo no sirven para hacer un diagnóstico, sino que solo se pueden utilizar de apoyo a los PCR.

CONFISCAN EL PLAN DE VIVIENDA. A las críticas por los fondos “confiscados” para políticas de empleo en Galicia, Feijóo sumó la modificación del Plan Estatal de Vivienda en lo relativo a las ayudas a colectivos en situación de exclusión, publicado este sábado en el BOE. Según el presidente de la Xunta, obliga a dedicar parte de los fondos previstos para rehabilitación y pequeñas obras en el plan autonómico a estos colectivos. “Si tenemos que dedicar el plan de vivienda a financiar los programas del Gobierno central estamos caminando en sentido contrario: en lugar de acrecentar la confianza, acrecentamos la desconfianza. Es decepcionante este tipo de decisiones unilaterales”, se quejó Feijóo, quien insistió en que no se pueden establecer políticas sin presupuesto para aplicarlas o a cargo de los presupuestos autonómicos.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad