El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, tras la reunión semanal del Gobierno gallego / Europa Press

Feijóo prevé más restricciones: “La situación es cada vez más crítica"

El presidente de la Xunta avanza medidas más restrictivas por el avance del Covid en España y se opone a la declaración de un nuevo estado de alarma

El presidente de la Xunta prevé medidas más restrictivas en toda España ante una situación que, a su juicio, es “cada vez más crítica” en el país. Alberto Núñez Feijóo ha constatado tras la reunión semanal del Consello de la Xunta el “empeoramiento” de la situación epidemiológica, lo que ha provocado el cierre de ciudades como Ourense, la prohibición de reuniones entre no convivientes en Santiago y que ahora amenaza con traer un toque de queda a nivel estatal.

Ante esta situación, Feijóo ha llamado a los ciudadanos a mantenerse firmes y a "estar preparados" para nuevas restricciones de libertades con el fin de preservar "un bien" superior, la vida de las personas. "La pandemia nos obliga a elegir entre un mal menor y un mal mayor", ha proclamado el presidente gallego, antes de esgrimir que España está "cada vez en una situación más crítica", lo que obliga a "las partes que la integran" a estar en una situación de "alerta permanente".

Galicia, a la cola en presión hospitalaria

Tras reivindicar que la gallega "sigue siendo la comunidad con menos camas ocupadas en UCI y en plantas de hospitales", ha advertido que "el empeoramiento" de la situación epidemiológica indica que se acerca el momento de "estar preparados para restricciones en lo que respecta a las libertades", algo que se podría concretar esta misma tarde en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Lejos de que no exista riesgo en ambientes familiares, ha esgrimido que los datos "indican lo contrario", la "relajación" puede favorecer que el peligro aumente. Finalmente, frente a "conductas temerarias", el presidente ha "contrastado" el "civismo generalizado" de la población gallega y ha puesto nuevos deberes al Gobierno central.

Críticas al etado de alarma

“Tienen que aplicarse restricciones en función de criterios epidemiológicos conocidos y abandonar las decisiones improvisadas”, ha recalcado Feijóo, que se ha mostrado “a favor de que haya restricciones en función de los problemas epidemiológicos que tengamos en cada territorio”, pero siempre bajo métricas ya conocidas de antemano.

Además, Feijóo también ha instado al Gobierno central a articular un plan b al estado de alarma. “No estamos en contra de restricciones nocturnas de actividades económicas o incluso que haya restricciones de movilidad en algunas partes del territorio, pero no estamos de acuerdo con la denominación del toque de queda ni con que se tenga que hacer mediante el recurso al estado de alarma”. "Por lo tanto, restricciones, sí, pero toque de queda y estado de alarma, no", ha censurado.

Un artículo de J.G.C.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad