Miembros del personal sanitario del Hospital da Costa realizan PCR. EFE/Eliseo Trigo

Feijóo pone cifras al cribado en A Coruña: 1.000 pruebas diarias

El presidente de la Xunta avanza que se realizarán más de 60.000 pruebas PCR en dos meses al colectivo de entre 18 y 40 años, el más afectado por el rebrote

La Xunta de Galicia pone el foco en aplacar los rebrotes de coronavirus entre la población más joven. El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha comparecido ante los medios tras la reunión de su comité de expertos sanitarios y en ella ha puesto cifras al cribado que realizará en el área de A Coruña, que acapara 960 de los 1.623 casos por Covid-19 que permanecen activos en Galicia.

Según ha desvelado Núñez Feijóo, el objetivo es realizar un total de 62.000 pruebas en dos meses a personas del área herculina con edades comprendidas entre los 18 y los 40 años. Las pruebas PCR se realizarán a un ritmo de 1.000 diarias entre el colectivo “más afectado” por esta segunda ola del coronavirus en Galicia.

El foco en los más jóvenes

“Tres de cada cuatro positivos son menores de 40 años”, ha recalcado Alberto Núñez Feijóo, que ha abierto la puerta a incorporar a ellos a otros segmentos y colectivos, en función del riesgo de contagio y exposición.

De esta forma, solo para este cribado se emplearán unas 1.000 PCR diarias, prácticamente un tercio de las casi 3.200 realizadas en toda Galicia en las últimas 24 horas. El cribado se ha iniciado este miércoles en el espacio habilitado para tal fin en el PAC de Arteixo, así como en el Centro de Salud de O Ventorrillo, uno de los barrios a los que Núñez Feijóo apuntó como uno de los principales focos del coronavirus en Galicia. Este jueves está previsto que se inicie el cribado en otras dos localidades del área metropolitana de A Coruña, como es el caso de Carral y Cambre.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad