Feijóo pide disculpas por sus fotos con Dorado

stop

“Hace dos décadas me equivoqué, ni yo era presidente ni él narcotraficante, pero me equivoqué”

Núñez Feijóo en el Parlamento gallego / E.P.

10 de abril de 2013 (14:55 CET)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha reconocido que fue “un error” tener una relación con el contrabandista Marcial Dorado hace “dos décadas”, aunque ha reiterado en una comparecencia en el Parlamento gallego que cortó la relación con el ahora condenado por narcotráfico cuando conoció sus actividades.

Por "equivocarse" y no actuar "con prudencia", ha ofrecido sus "disculpas" a los gallegos que se las pidan, pero también ha cargado contra la "hipocresía" de la oposición, a la que acusa de recurrir a la "insinuación" porque "la verdad frustra la infamia".

Manuel Cruz

En su comparecencia, ha autorrespondido a 23 preguntas que él mismo ha ido enumerando. Feijóo aseguró que a partir de 1997 “enfrió hasta cortar” la relación con Dorado, al que vio por última vez en 1999 con motivo del fallecimiento de Manuel Cruz. Precisamente, indicó que también a Cruz le preguntó si era testaferro de Marcial Dorado y eso se le negó "reiteradamente".

Asimismo, y sobre la posibilidad de que mantuviesen algún contacto telefónico entre 2001 y 2003 con motivo de que Dorado le felicitase "su cumpleaños o la Navidad", ha manifestado que no es capaz de precisarlo, como tampoco lo puede hacer el juez José Antonio Vázquez Taín, que entonces había ordenado unas escuchas con motivo de una operación contra el narcotráfico.

Momentos de ocio

Feijóo ha aseverado que su relación con Marcial Dorado "se limitaba a momentos de ocio sin más ni menos" y ha concretado que, tal y como él mismo informó al periódico El País --que publicó varias fotografías suyas realizadas a mediados de los 90-- estuvo con él en los Picos de Europa, Tenerife, Baleares y Portugal, pero no en Suiza ni en Inglaterra.

El mandatario autonómico también mostró su "repulsa" por la actividad con el narcotráfico y ha vuelto a negar haber firmado ningún contrato con empresas de Marcial Dorado. Asimismo, ha asegurado que no actuó "condicionado" por el conocimiento de las instantáneas, de las que sabía desde la existencia de un registro en 2003, pese a que, ha reiterado, de nuevo sin nombres, intentaron "amedrentarle".

Insinuaciones de la oposición


"Hace dos décadas me equivoqué, ni yo era presidente ni Dorado era narcotraficante, pero me equivoqué", ha subrayado el máximo mandatario autonómico en una intervención inicial que se ha prolongado durante algo menos de medio ahora y en la que, a renglón seguido, ha pasado a atacar a la oposición, cuya "hipocresía" e "insinuaciones" ha reprobado con dureza.

Así las cosas, ha contrapuesto que mientras él "dio la cara" y se ofreció a dar todas las explicaciones desde el primer momento, los grupos de la oposición "no dieron la talla". Así, ha criticado que PSdeG, AGE y BNG, pese a que la única novedad de las fotografías es que se "publicaran" porque "todos los partidos" conocían su existencia, se dedicasen a "lanzar mensajes en forma de advertencia" con la intención de "amedrentarle".

Libertad de prensa

Feijóo ha destacado que cree en la "libertad de prensa" y que "no movió un dedo" para intentar impedir la publicación de las fotos, al tiempo que ha señalado que cargos "muy relevantes" de las filas rivales --aludió sin citarlos a "tres expresidentes autonómicos del PSOE"-- le trasladaron su "vergüenza" por la actitud de sus líderes actuales en relación a estas imágenes, que ha vinculado con su pérdida de "apoyo" entre los ciudadanos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad