El presidente Feijóo anunció una ampliación del presupuesto para este año tras el Consello

Feijóo trata de enfrentar a patronal y sindicatos en la huelga del transporte

stop

El presidente de la Xunta habla de un cierre patronal encubierto y califica de “gravísimo” el incumplimiento de los servicios mínimos

A Coruña, 22 de junio de 2017 (20:08 CET)

Alberto Núñez Feijóo ve “cosas raras” en la huelga del transporte, incluso habla de un posible cierre patronal, aunque opta por ser “prudente” hasta que pueda confirmar sus sospechas. Por lo de pronto, al presidente de la Xunta le llama la atención que en este conflicto, que paralizó las comunicaciones por carretera en buena parte de Galicia este martes y el miércoles, los trabajadores “no quieren negociar con la Administración, sino que quieren negociar con las empresas y la Administración de forma simultánea”. “Eso en los conflictos normales nunca se produce”, apuntó.

En su comparecencia tras el Consello de este jueves, Núñez Feijóo no ha dudado en calificar de “gravísimo” el incumplimiento de los servicios mínimos en la huelga de transporte de viajeros, así como el hecho de usar “como rehenes” a escolares y al resto de gallegos usuarios de los autobuses.

En cuanto al diálogo, el presidente gallego ha apostado por él y ha subrayado que se convocó "una mesa con las empresas" y "otra con los trabajadores", a la que "no acudieron". Ha añadido que esta vía no está cerrada. De hecho, ha indicado que en la mañana de este jueves la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, "convocó a los sindicatos para esta tarde". "Si se quiere negociar, es imposible negociar sin hablar", ha indicado Feijóo, antes de subrayar que la Xunta "garantiza" a los trabajadores que "mantendrán sus puestos de trabajo".

A Feijóo le sorprende que los trabajadores quieran negociar con las empresas y la Administración al mismo tiempo

Tras aludir a la subrogación, ha considerado "sorprendente" que la Xunta tenga que "buscar una solución" ante la decisión de las empresas de "renunciar a sus concesiones". A su juicio, las empresas "renuncian a que sus trabajadores tengan trabajo" y la Xunta, pese a ello, "busca lo contrario". Por ello, ha apelado a que, "si los sindicatos quieren defender los derechos de los trabajadores", deben saber que la mesa de negociación "está abierta y nunca fue levantada por parte de la Administración".

"Esta tarde volveremos a intentar negociar con los sindicatos, lo haremos cuando toque con las empresas, pero incumplir los servicios mínimos y que los escolares no puedan ir al colegio me parece muy grave, gravísimo", ha zanjado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad