El presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijóo, durante su intervención en el acto de apoyo a la declaración de la Ribeira Sacra como patrimonio mundial. EFE/eliseo trigo

Feijóo mira al 155: "No descartemos ningún mecanismo constitucional"

stop

El presidente de la Xunta alude a la crisis catalana en su discurso de fin de año y pide que no se disfrace como conflicto una vulneración de la legalidad

Economía Digital Galicia

El presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijóo, durante su intervención en el acto de apoyo a la declaración de la Ribeira Sacra como patrimonio mundial. EFE/eliseo trigo

31 de diciembre de 2018 (14:30 CET)

"Con la misma intensidad que deseamos un pleno retorno a la normalidad en la Generalitat de Cataluña, reclamamos que no se descarte ninguna de las herramientas recogidas en el texto constitucional para garantizar nuestra democracia y nuestro autogobierno".  Ese ha sido uno de los mensajes del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en su discurso de fin de año, mirando de frente al artículo 155 de la Constitución.

Feijóo ha sido claro en su exposición, en un discurso en el que ha puesto varias veces a Galicia como ejemplo y modelo de convivencia frente a la convulsión que se vive en otras latitudes de España.  "Tampoco podemos considerar aceptable que se disfrace como conflicto una evidente vulneración de la legalidad y la búsqueda de situaciones de privilegios que no compartimos".

La advertencia del líder gallego va más allá:  "Ni fue un conflicto el ataque del terrorismo a la España de las libertades, ni cabe llamarlle conflicto al golpe de Estado de 1981, ni tampoco hay conflicto en el reiterado desafío del independentismo catalán".

Galicia y la convivencia

Galicia, a su modo de ver, sigue un camino muy diferente. "En ese camino del entendimiento que Galicia recorre unida", ha explicado, "hay problemas que se denuncian, debates y reivindicaciones. Veo en ellos un síntoma de nuestra salud democrática, y avisos que un gobernante no debe nunca menospreciar". "La sociedad gallega a estas alturas del siglo XXI no discute sobre utopías falaces, sino sobre asuntos concretos que afectan a la gente", ha abundado.

El presidente gallego ha mirado hacia adelante al asegurar que "la recuperación, que todavía tenemos que consolidar, hizo a muchos olvidarse de la crisis, pero sabemos que todavía no a todos, y por eso estamos lejos de conformarnos".

La recuperación económica

"Es cierto que, después de que en 2017 lográsemos superar los niveles de riqueza previos a la crisis, este 2018 seguimos creciendo y alcanzamos el mayor Producto Interior Bruto de nuestra historia económica", ha asegurado, para admitir a continuación que "también es cierto que sigue habiendo gallegos con desvelos para poder resolver problemas, problemas reales".

"Esto es lo que nos debe preocupar y ocupar, las cosas cotidianas: la calidad de los servicios públicos, la defensa de la igualdad, consolidar la creación de empleo, garantizar un futuro industrial, fortalecer el rural y el sector del mar, cumplir las expectativas de los jóvenes, combatir la crisis demográfica, prepararnos adecuadamente para oportunidades históricas como el próximo Xacobeo 2021". Feijóo vuelve su mirada hacia Cataluña al advertir, en ese sentido, que "nuestras controversias son muy distintas a otras que persiguen la división entre buenos y malos ciudadanos".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad