Alberto Núñez Feijóo arropa al candidato a la alcaldía de Chantada por el PP, Manuel Lorenzo Varela / E.P.

Feijóo: “Los votantes de C's y Vox querían a Casado de presidente"

El presidente de la Xunta saca todo su arsenal en las municipales, de Zapatero a Cataluña, ante el riesgo de otro batacazo del PP

El presidente de la Xunta se vuelca en las municipales gallegas con dos mensajes claros: el giro al centro respecto a la campaña de las generales, que consideró errónea; y la necesidad de concentrar el voto de la derecha en el PP para evitar gobiernos de izquierda. Tanto ha caminado hacia el centro Alberto Núñez Feijóo, uno de los asistentes en febrero a la manifestación de Colón con Vox y Ciudadanos, que en Chantada (Lugo) proclamó la necesidad de una “discriminación positiva” hacia el rural porque si no “los más ricos seguirán siendo más ricos y los más necesitados seguirán siendo más necesitados”.

El líder del PP gallego arropó al candidato a la alcaldía Manuel Lorenzo Varela, un retornado a las filas populares tras presentarse a las elecciones con su propio partido, Independentes Terras do Asma (INTA). Un centenar de personas logró reunir la visita de Feijóo, respaldado por el senador José Manuel Barreiro y sin la presencia de Elena Candiá, presidenta del PP de Lugo que tenía previsto asistir pero no lo hizo.

El presidente de la Xunta insistió en el "error" que supuso "dividir el voto" del centro derecha cuando "la mayoría de votantes de Ciudadanos y Vox preferían que el presidente del PP (Pablo Casado) fuese presidente el del Gobierno".

"Con los gobiernos bipartitos, al final habrá que decir 'sí, señor' a Sánchez. Pero cuando le decimos 'sí, señor' a Sánchez le decimos 'sí, señor' a Pablo Iglesias y a los independentistas de Cataluña", aseguró Feijóo, quien aludió en diversas ocasiones al independentismo para pedir el voto en una localidad de 8.000 habitantes del rural lucense.

Feijóo pondrá deberes a Sánchez: autovía entre Lugo y Santiago

En materia de infraestructuras, el presidente de la Xunta criticó al PSOE que durante el Gobierno de Zapatero "escindiese" los contratos de la A-56, entre Ourense y Lugo, mientras que cuando Rajoy llegó a Moncloa a partir de 2011, a pesar de que los socialistas dejaron a España "quebrada", las obras en estas vías "se mantuvieron, aunque fuesen de forma lenta".

No obstante, el presidente de la Xunta también ha dicho que con el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez "no es optimista". "Lo primero que le pedí al ministro de Fomento (José Luis Ábalos) fue que la que estaba en marcha, la autovía Lugo-Santiago, estuviese para 2021. Teníamos todos los proyectos y puntos kilométricos en obras, y lo primero que hizo en respuesta fue bajar un 60 por ciento la inversión en Galicia y subirla un 30 por ciento en Cataluña", aseveró.

Feijóo también aseguró que reclamará al Sánchez el impulso de la alta velocidad ferroviaria entre las ciudades de Lugo y Ourense en la primera entrevista que mantengan ambos mandatarios.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad