Hasta 12 municipios de la provincia de Ourense están afectados por el fuego. E.P.

Feijóo: "Los incendios intencionados son un clásico en Galicia"

La expansión de los incendios en Ourense se dispara. El mediodía de este lunes, la comunidad ya contabilizaba 12 fuegos y más de 7.500 hectáreas

De nuevo, ola de incendios en Galicia. Este lunes, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha lamentado la virulencia de los fuegos forestales que asolan la comunidad y, especialmente, la provincia de Ourense desde el pasado fin de semana. En referencia a las primeras investigaciones, que apuntan a la acción humana, el líder autonómico ha indicado: "La intencionalidad de los incendios en Galicia es ya un clásico".

Feijóo ha incidido en que, desde el punto de vista de los fuegos forestales, la pasada jornada fue "complicada", ya que se originaron varios "de forma simultánea y sucesiva", y la situación todavía no ha podido ser solventada completamente. Dicho esto, ha destacado la labor del operativo de extinción, que se centra en "preservar las casas y el patrimonio" de los ciudadanos afectados y que, ha remarcado, por el momento está consiguiendo que sigan a salvo.

Por otro lado, lo cierto es que el crecimiento de los fuegos es constante. El último parte de la Consellería de Medio Rural indica que, este mediodía, la comunidad sumaba ya incendios en 12 municipios de Ourense, en donde se habían calcinado ya más de 7.500 hectáreas de terreno.

Según el último parte de Medio Rural, permanecen activos fuegos forestales en diez municipios ourensanos --Cualedro, Rairiz de Veiga, Vilariño de Conso, Lobios, Vilar de Barrio, Chandrexa de Queixa, Vilardevós, Laza, Manzaneda y Muíños--. Estabilizados han quedado los fuegos de A Gudiña y Maceda.

De todos los fuegos que afectan a la provincia, los de mayor envergadura son los que se registran en Cualedro (que afecta a unas 1.300 hectáreas), así como Vilariño de Conso y Lobios --en cada una de las localidades las llamas han arrasado unas 2.000 hectáreas--.

Focos de más de 2.000 hectáreas

El fuego de Vilariño de Conso, concretamente en la parroquia de Sabuguido, es uno de los de mayor envergadura registrados en este fin de semana. Tras iniciarse pasadas las 2.00 de la madrugada del domingo, ha quemado 2.000 hectáreas y en su control trabajaron 12 agentes, 20 brigadas, 13 motobombas, cuatro palas, 12 helicópteros y nueve aviones.

También en Lobios hay sobre 2.000 hectáreas quemadas del Parque Natural da Baixa Limia-Serra do Xurés. La alcaldesa, María del Carmen Yáñez, ha expresado su preocupación por los daños medioambientales "incalculables" que dejará este foco que, sin embargo, no se encuentra próximo a viviendas. En su extinción se han movilizado hasta ahora 11 agentes, 29 brigadas, 13 motobombas, una pala, 10 helicópteros y cinco aviones, además de la UME.

En la tarde de este lunes, Medio Rural ha informado a través de Twitter de la detección de otro incendio que afecta al mismo parque natural, pero en el término municipal de Muíños --parroquia de Requiás--. En concreto, la Consellería asegura que comenzó en dos puntos simultáneos, "lo que da la idea de una clara intencionalidad", y que hay seis hectáreas arrasadas.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad