Alberto Núñez Feijóo / David Cabezón

Feijóo lidera el frente autonómico del PP contra Sánchez

El presidente de la Xunta pinta como un caos la gestión del líder socialista y sale en defensa de Díaz Ayuso; Andalucía y Murcia se suman a las críticas

Cada vez que Alberto Núñez Feijóo expresa su lealtad al Gobierno, Pedro Sánchez puede ponerse a templar. El presidente de la Xunta, junto al lehendakari Íñigo Urkullu y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, estuvo entre los más críticos tras la videoconferencia de los presidentes autonómicos con el líder socialista, la quinta desde el estado de alarma, cada una más tensa que la anterior.

Feijóo acusó al Ejecutivo central de improvisar, de generar desconcierto y de “acrecentar la desconfianza” en su relación con las autonomías. Es una crítica compartida por los mandatarios autonómicos que no forman parte del PSOE, pues también Urkullu consideró inadmisible que Sánchez “no comparta” las decisiones, generando “desorientación” en los distintos territorios. “No podemos estar cada semana a expensas de la orden ministerial que conocemos por los medios”, dijo.

Reproches desde Galicia, Andalucía y Murcia

El presidente de la Xunta recalcó la lealtad tiene que ser “recíproca” y que las actuaciones del Gobierno ponen en duda la utilidad de las propias reuniones con Sánchez. “Hay un estado de desconocimiento general”, lamentó Feijóo. Fue el más duro entre sus compañeros de filas, dedicando el núcleo de su intervención a cuestionar tanto las formas como las medidas que pone en marcha el Ejecutivo central, si bien también llegaron críticas a Moncloa desde otras comunidades gobernadas por el PP.  .

El presidente andaluz, Juanma Moreno, también reclamó una mayor participación de las comunidades en las decisiones antes de tener conocimiento de ellas por la prensa. “No podemos apoyar lo que no conocemos”, señaló. El presidente de Murcia, Fernando López Miras, coincidió en las críticas que está haciendo Quim Torra y consideró “una temeridad” el incremento de la actividad de este lunes, recalcando que el Gobierno no les ha trasladado “los informes de los expertos” que aconsejan dar este paso.

Feijóo sale en defensa de Ayuso.

En la rueda de prensa posterior al encuentro de presidentes autonómicos, Feijóo salió en defensa de Isabel Díaz Ayuso, la presidenta madrileña, que llegó dos horas tarde a la videoconferencia porque fue a Barajas a fotografiarse con el material sanitario que llegaba a la comunidad. Díaz Ayuso reconoció que esperaba "una disculpa" por parte de Sánchez después de la intervención de la portavoz socialista en la Cámara Baja, Adriana Lastra, aunque esto "no se ha producido".

El presidente de la Xunta ha coincidido con su homóloga madrileña al decir que "es muy difícil estar en una conferencia de presidentes" y ponerse "a la orden del presidente y sus ministros" cuando algunos mandatarios autonómicos, "y ella de forma explícita, son constante y continuamente descalificados por el partido que apoya al Gobierno".

Pactos ‘anti-Moncloa’

El jefe del Ejecutivo gallego fue si cabe más contundente a la hora de valorar los nuevos pactos que propone Pedro Sánchez. Feijóo argumentó que "se anuncian cosas que ni están trabajadas, ni están concretadas, ni se conoce su contenido, ni se conoce su alcance, ni se conoce quiénes pueden firmarlas". "Lo que sí conocemos es que los grupos parlamentarios socios del Gobierno en el Congreso de los Diputados han dicho que hay que pactar con Cataluña y con Euskadi", añadió.

En este contexto, "en vez de querer los Pactos de la Moncloa, lo que quieren son los Pactos anti-Moncloa", por lo que, es "muy difícil tomarse estas cosas en serio", concluyó Feijóo.

Las quejas de Feijóo

RESIDENCIAS. Feijóo aseguró que es el área que más les preocupa y ha pedido al Gobierno clarificar el número de fallecidos en centros de la tercera edad en cada comunidad autónoma, curiosamente, el mismo reproche que le hacen a él en Galicia familiares de usuarios y la Federación Galega de Usuarios e Residencias REDE, que criticó la “opacidad” de la Xunta en esta área. El presidente autonómico agradeció al Gobierno que estableciese un protocolo de actuación, aunque dijo que la Xunta tenía uno en marcha días antes; que ordenase hacer pruebas diagnósticas masivas, lo que también estaba haciendo el Gobierno gallego; y que estableciera el apoyo de la UME, aunque solo para desinfectar los centros, matizó Feijóo, sin aclarar qué otras tareas quería que hicieran.

MASCARILLAS. Uno de los aspectos en los que fue más crítico el presidente de la Xunta, pues asegura que no se han trasladado protocolos de actuación. “El presidente nos ha dicho que van a entregar en metro y grandes infraestructuras, según el delegado del Gobierno en Galicia, también en estaciones de autobuses, los protocolos. Nosotros no entendemos esta decisión ni que se haga de ayer para hoy”, lamentó Feijóo, quien aseguró que ningún presidente autonómico sabe cuál es el protocolo para el uso de mascarillas en el transporte público. En este sentido, acusó a Sánchez de tomar medidas “improvisadas” que no producen “tranquilidad y sosiego”.

EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA. Feijóo insistió en la necesidad de conocer las previsiones del equipo de Pedro Sánchez respecto a la evolución del coronavirus, de unificar los datos de las distintas comunidades autónomas y de tener un estudio epidemiológico global. Argumenta que sin esta información es difícil acertar en la toma de decisiones. También dijo desconocer si se va a prorrogar más el estado de alarma o cuando se procederá a medidas que relajen el confinamiento actual.

LOS TEST NO SON COMO NOS HABÍAN CONTADO. El presidente de la Xunta reiteró que los test enviados por el Ejecutivo no sirven para hacer un diagnóstico, sino que solo se pueden utilizar de apoyo a los PCR.

CONFISCAN EL PLAN DE VIVIENDA. A las críticas por los fondos “confiscados” para políticas de empleo en Galicia, Feijóo sumó la modificación del Plan Estatal de Vivienda en lo relativo a las ayudas a colectivos en situación de exclusión, publicado este sábado en el BOE. Según el presidente de la Xunta, obliga a dedicar parte de los fondos previstos para rehabilitación y pequeñas obras en el plan autonómico a estos colectivos. “Si tenemos que dedicar el plan de vivienda a financiar los programas del Gobierno central estamos caminando en sentido contrario: en lugar de acrecentar la confianza, acrecentamos la desconfianza. Es decepcionante este tipo de decisiones unilaterales”, se quejó Feijóo, quien insistió en que no se pueden establecer políticas sin presupuesto para aplicarlas o a cargo de los presupuestos autonómicos.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad