Feijóo insinúa que los sindicatos agrarios rechazaron el pacto del lácteo por boicotear al PP

stop

Asegura que el acuerdo es de garantás y "mayoritario", a pesar de no estar respaldado por la mayoría de ganaderos

Redacción

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa posterior al Consello | EP
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa posterior al Consello | EP

en A Coruña, 24 de septiembre de 2015 (16:41 CET)

La célebre declaración de Jesús Lence, propietario de Leche Río, sobre las protestas de los ganaderos en la que zanjó que hacían tractoradas "porque les gustaba ir de fiesta", el empresario afirmaba también que las movilizaciones estaban "politizadas". Ese mismo argumento lo ha comprado el presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, aunque sin acusar directamente a las organizaciones agrarias, dejándolo caer.

El líder del PP gallego ha instado a las dos organizaciones de productores que rechazaron el pacto del sector lácteo firmado por industria, distribución, cooperativa y Asaja, a explicar "por qué antes estaban a favor de cosas que ni siquiera tenían y que éste acuerdo garantiza; o por qué antes no pidieron a otros gobiernos las cuestiones que éste sí garantiza y no plantearon conflictos", zanjó. Se refiere a UPA –donde se integra Unións Agrarias-- y a COAG – donde confluye el Sindicato Labrego Galego-- y las acusa veladamente de no firmar el pacto por motivos políticos.

A pesar de la ausencia de las dos asociaciones de ganaderos más representativas del Estado, Feijóo ha concluído que el acuerdo es "claramente mayoritario" en el sector.

Garantía legales

Al presidente de la Xunta, la hoja de ruta trazada por Agricultura le gusta. Defiende que el acuerdo es "de máximas garantías", así como el "más ambicioso" que se podía haber cerrado "sin entrar en los problemas lógicos que hay para respetar el derecho a la competencia, uno de los más importantes de la UE".

COAG y UPA, que en realidad sí que dieron explicaciones, lo rechazan porque, a su juicio, no ofrece garantía sobre la recogida de la leche y el precio. Las distintas demandas planteadas por las organizaciones, relativas a fijar sanciones por incumplimiento o a indexar los precios a los costes de producción, también fueron desatendidas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad