Feijóo ha defendido los relevos en la Xunta de Galicia en un acto del PP en A Coruña. PPdeG

Feijóo defiende sus relevos: "La Xunta se renueva y se rearma"

Feijóo sale al paso de las críticas por los cambios en Educación y Sanidad en pleno Covid y recuerda que "hay que responder a los nuevos retos"

"La Xunta se renueva y se rearma". Así ha zanjado el presidente gallego, Alberto Nuñez Feijóo, la polémica suscitada por los cambios en Sanidade y en Educación abordados en las últimas semanas con el inicio de la nueva legislatura. El último, esta misma semana, el del gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa. En un acto de la junta directiva del PP gallego celebrada en A Coruña, el dirigente ha llamado a los suyos a seguir "cambiando con Galicia" para hacer frente a una crisis, la del Covid-19, que ha destapado "nuevos retos" en el ámbito sanitario, económico y social y que introduce una nueva época "que será dura".

"En este año 2020 en el que todo el mundo afronta una pandemia, cuando nos ha llenado de dudas lo que debíamos hacer, hemos intentado cambiar el Gobierno gallego para que traiga certezas. La Xunta se renueva y se rearma", ha proclamado, tras una semana en la que ha recibido las críticas por parte de la oposición.

"Responder a nuevos retos"

Ante los suyos, Feijóo ha justificado sus últimas decisiones en la Xunta, convencido de que los gallegos no le "prestaron su apoyo mayoritario" ni le dieron "una mayoría abrumadora" en las elecciones del 12 de julio para "hacer lo mismo", sino para "responder a nuevos retos y buscar nuevas soluciones" en el complicado escenario del coronavirus y sus consecuencias.

El líder popular ha reivindicado la renovación y el cambio en un discurso en el que ha subrayado que hay que "cambiar con Galicia" y ha insistido en que "sería un error pensar que Galicia ha votado al inmovilismo o para que todo siga igual". También ha dado las gracias por su "generosidad" a quienes han dejado paso o a los fichajes que tendrán que afrontar una realidad que --ha avanzado-- será "dura".

"Una realidad más dura a final de año"

"Más dura a final de año, y dura en todos los meses de 2021", ha anticipado, para añadir que, tras años de "crecimiento económico" en los que e empezaba a escuchar que "sí" en el Gobierno, ahora llegarán los tiempos del "no" y la gestión más difícil con "menos dinero y menos presupuesto".

Por ello, ha admitido que no es "el mejor momento" para asumir la responsabilidad que conlleva un cargo público, aunque también ha dejado un mensaje positivo: la convicción de que Galicia podrá "salir de esta".

En este arranque del curso político "distinto", en el que los populares han convocado esta cita --con unas 200 personas en Palexco-- en vez del tradicional acto multitudinario, han intervenido los presidentes provinciales del partido en A Coruña, Diego Calvo; Lugo, Elena Candia; y Pontevedra, Alfonso Rueda.

En representación de Ourense lo hizo el jefe del Legislativo, Miguel Santalices, pues el líder provincial ourensano, Manuel Baltar, no pudo acudir por motivos familiares.

"Orgulloso de ser del PP"

Y ya en clave de partido, emocionado, ha proclamado que está "cada día más orgulloso" de formar parte del PPdeG, "un partido leal, que nunca creó divisiones y no hizo más que cumplir el Estatuto, la Constitución y defender España".

Una vez más, ha enfatizado la importancia de ser una fuerza "unida", ya que "los partidos que se pelean sacan malos resultados". El PPdeG, ha concluido, es "el partido de las personas" y el que "tomará decisiones" sin "destruir a la oposición" ni tratará de disfrazar "la inacción socavando al resto de partidos democráticos".

"Muy orgulloso" de pertenecer al PP, ha dado las gracias a los suyos por un resultado "histórico" en las urnas y les ha animado a continuar la tarea. Por su parte, ha prometido que "seguirá trabajando" por el partido y por Galicia.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad