El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante la videoconferencia que mantuvo con los líderes de la oposición este lunes

Feijóo dedica 45 minutos a cargar contra la desescalada de Sánchez

El presidente de la Xunta pide una rectificación a la desescalada por provincias y lamenta la imprecisión del Gobierno en los criterios sanitarios

Un plan de desescalada “confuso” y “discrecional” que Galicia “no va a avalar”. Así resumió Alberto Núñez Feijóo la posición de la Xunta respecto a la desescalada propuesta por Pedro Sánchez, que a juicio del líder del Ejecutivo gallego considera “llena de sombras” y carente de la precisión necesaria en cuanto a los criterios sanitarios.

Feijóo hizo tres grandes críticas al presidente del Gobierno español. Por un lado, que lanzara un plan sin consultarlo con las comunidades autónomas, que son las “responsables del Estado en materia de sanidad”. “Llevamos 7 conferencias de presidentes, más de 28 horas de reunión con el Gobierno central y ni siquiera tenemos claro cuál va a ser nuestro papel en este plan de reactivación. No ha sido negociado ni mucho menos consensuado”, aseguró el presidente de la Xunta, que lleva a tiempo reclamando junto a otros presidentes autonómicos una mayor coordinación y protagonismo en la toma de decisiones.

Un plan por provincias y "para realidades urbanas"

Feijóo ya había pedido públicamente a Sánchez que la provincia no fuera la unidad territorial de referencia para la desescalada. Este miércoles insistió que es una idea en la que coinciden las distintas comunidades autónomas: “Hablamos de un sistema sanitario, no administrativo. No pueden ser las provincias, sino las áreas sanitarias”.

En esta línea, explicó que hay que “replantearse” la movilidad provincial: “No hay ninguna justificación sanitaria para que un ciudadano de Pontevedra no puede salir de la provincia hasta junio. Dos provincias en la misma situación epidemiológica no deberían verse sometidos a una restricción que va a durar dos meses más”.

Además, lamentó que la hoja de ruta esté pensada para "realidades urbanas" y no haga ni una referencia al rural. 

La falta de concreción en los criterios sanitarios

Finalmente, el presidente de la Xunta dijo que la falta de criterios específicos en el ámbito sanitario hace que la desescalada quede sometida a la discrecionalidad del Gobierno central. “Desconocemos cuáles son los criterios sanitarios exactos a los que los territorios nos tenemos que someter para obtener un resultado objetivo e incuestionable que no dependa de la interpretación del Ministerio de Sanidad, es decir, del Gobierno central”, dijo Feijóo.

Además, señaló que no hay un objetivo serológico que pueda ayudar al cambio de fase. El líder del PPdeG apuntó a que no se concreta en el documento de Sánchez para qué sirven los estudios epidemiológicos. Feijóo pidió explicitar cuáles son los parámetros, los “cortes”, a partir de los cuáles una comunidad puede avanzar a la siguiente fase e incluir en ellos los equipos de atención de urgencias sanitarias en cada zona.

“Microrrealidades” sin respuesta

Finalmente, Feijóo consideró que no están definidos los criterios para la reapertura en los distintos sectores económicos. “Hay indefinición en el comercio, la actividad pesquera, en el rural, en la restauración… hay un sinfín de microrrealidades a las que hay que dar respuesta”, dijo.

También apuntó a “contradicciones” y puso dos ejemplos: que en la Fase 1 del plan del Gobierno se puede ir a tomar algo a una terraza con un familiar pero no a casa de ese familiar; o que se permita abrir a los hoteles pero no que las personas puedan cambiar de provincia para alojarse en esos hoteles.

El presidente de la Xunta llamó a Sánchez a consensuar y “rectificar” la hoja de ruta porque “es necesario”. "Espero que sea un punto de partida y nos lo deje mejorar", aseveró.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad