Feijóo corta las aspiraciones de Ángel Currás en Tragsa

stop

La plantilla saluda las palabras del presidente, que deja entrever que el ex alcalde no será nombrado delegado de la compañía pública

El ex alcalde de Santiago, Ángel Currás

30 de octubre de 2014 (02:45 CET)

Ángel Currás, ex alcalde de Santiago e imputado en la Operación Pokémon ha dado un paso atrás en su camino hacia la delegación de la empresa pública Tragsa en Galicia. La noticia saltó el fin de semana causando gran revuelo. El concejal compostelano podría abandonar el consistorio para tomar las riendas en la comunidad de la compañía dependiente de la Sepi. Su sueldo prácticamente doblaría al del presidente de la Xunta.

Las imputaciones que acumula Currás a las espaldas, además de la enorme crisis de Gobierno que se desató bajo su mandato en el ayuntamiento de Santiago y el hecho de que la propia cúpula del PP no desea su continuidad como concejal, provocaron que la noticia del próximo destino del político despertase numerosas críticas. Entre ellas, las de la propia plantilla, que se posicionó en contra de que la delegación del grupo fuese una suerte de “recompensa” para beneficiar los intereses de un partido.

Lo que diga el presidente

Este miércoles el presidente Feijóo salió al paso de la polémica. En el Parlamento, y tras las críticas de la oposición por el nombramiento, el líder popular aseguró: “No conozco ni creo que se produzca ningún nombramiento en esa empresa pública”. En ningún momento pronunció el nombre de Currás.

Preguntado horas después Currás por las palabras de Feijóo, el todavía concejal en Santiago se limitó a responder: “Si lo dice el presidente...”.

Felicidad en la plantilla


Más diplomático fue el alcalde compostelano, Agustín Hernández. Manifestó desconocer si su predecesor en el cargo dejará su acta en la corporación local, donde permanece como miembro de su equipo de gobierno con dedicación exclusiva.

“Cuando el señor Currás decida lo que va a hacer de su vida, trasladará esa decisión al alcalde, y en ese momento el señor alcalde tomará la decisión que corresponda. Mientras, el señor Currás es un miembro del grupo de gobierno del Partido Popular del Ayuntamiento de Santiago", ha resuelto Agustín Hernández a preguntas de los periodistas en rueda de prensa.

Mientras, la plantilla de Tragsa acogía de buen grado las declaraciones de Feijóo. “La empresa no nos ha dicho nada, precisamente porque tampoco nos avisaron de que pudiese ser el nuevo delegado. Creemos que que el no ocupe ese puesto es bueno para la imagen de la compañía, y también para los ciudadanos, ya que su sueldo se pagará al final con dinero público”, explicaban representantes de los trabajadores de la filial Tragsatec.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad