Alberto Núñez Feijóo

Feijóo avisa: "El gran problema es la falta de material de protección"

"El principal problema que tenemos" ante el coronavirus en Galicia "es la ausencia de suministros suficientes de protección", advierte Feijóo

Alberto Núñez Feijóo quiere poner la venda antes que la herida. El presidente gallego ha asegurado este lunes que "su mayor preocupación" sigue siendo que el sistema de salud gallego pueda contar con el material adecuado (mascarillas y lentes de protección, por ejemplo) para trabajar en el ámbito sanitario y de atención social, al tiempo que ha garantizado que Galicia no ha alterado su protocolo para hacer la prueba del coronavirus, que practica "con normalidad" desde que empezó la crisis. Según el presidente gallego, "ayer quedó claro que el principal problema que tenemos es la ausencia de suministros suficientes de protección".

En una comparecencia tras reunirse con los principales partidos gallegos y en la jornada en la que se ha registrado la tercera muerte en la comunidad gallega, Feijóo ha repasado las cifras en Galicia: 239 casos activos, de los 245 detectados en total desde el inicio de la crisis. De ellos, 181 están en sus domicilios (casi el 76%) y 49 permanecen hospitalizados. Nueve personas están en la UCI.

Estudios epidemiológicos

Feijóo ha trasladado su pésame a las familias de los fallecidos, al tiempo que ha trasladado un mensaje al conjunto de la ciudadanía gallega: "hay razones para preocuparse, pero también para confiar". Tras remarcar que trasladó a los partidos el contenido de la Conferencia de Presidentes, ha garantizado que Galicia "seguirá cumpliendo instrucciones del mando único" y ha reiterado que la situación en la comunidad gallega sigue siendo mejor que en la media del territorio estatal.

En todo caso, ha explicado que pidió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que traslade a la comunidad gallega las previsiones de los estudios epidemiológicos en relación a "cómo se prevé el pico y el comportamiento durante las próximas semanas" en función "de los modelos chino, coreano, o de las comunidades de Madrid, País Vasco o La Rioja". "Aún no lo tenemos", ha dicho el presidente gallego, para añadir que, cuando esto ocurra, en Galicia se podrá "trabajar con más seguridad".

Nuevo servicio telefónico

En línea con lo comprometido en días pasados, Feijóo ha subrayado que "se están reforzando" las líneas gratuitas de atención por el coronavirus, aunque ha reconocido que puede que haya todavía alguna "cola". "Hoy en varios centros de salud se inició la atención telefónica y se lo agradezco a los profesionales", ha añadido.

A renglón seguido, ha ratificado que, "probablemente a partir del miércoles", la Xunta tiene la previsión de contratar un nuevo servicio telefónico para "garantizar las menores esperas posibles".

En este punto, Feijóo ha remarcado que su "mayor preocupación" en el ámbito sanitario está ahora mismo en la cuestión del material. "Ayer quedó claro que el principal problema que tenemos es la ausencia de suministros suficientes de protección y hoy notificamos al Gobierno que lo necesitamos para que los profesionales de la sanidad, residencias de tercera edad y ayuda a domicilio, y Protección Civil puedan hacer su trabajo", ha insistido.

Requisar material

Feijóo ha recordado que corresponde al Ministerio de Sanidad requisar cualquier tipo de material. "Nuestro punto álgido es solucionar esa contingencia", ha esgrimido, antes de recordar que el departamento sanitario estatal también aceptó la propuesta "de contar con residentes del último año".

En su intervención, ha agradecido "la disponibilidad" que le han trasladado algunas empresas de hoteles en el caso de que fuera preciso "medicalizar" alguno de sus centros. El presidente ha dejado claro que de momento no es precisa esta opción.

Pero también ha ratificado que se ha "preavisado" a todos los centros sanitarios concertados o privados de la comunidad "de la necesidad de mantener comunicación permanente del grado de ocupación e incidencias". "Y el ministro faculta a los servicios de salud a ocuparlos cuando sea necesario", ha añadido, antes de precisar que, de momento, con 49 hospitalizados, no hay "problemas de ocupación" en la sanidad pública.

Blindar los servicios de camas y aislamiento

Preguntado al respecto, ha asegurado que no posee datos de la carga asistencial, pero ha aludido al descenso "de entre un 20 y un 25%" de las urgencias hospitalarias. "Eso quiere decir que la gente cada día es más consciente de que, si no es algo grave o muy grave, no hay que ir a urgencias; y eso es fantástico porque nos deja espacio para atender a los gallegos en los que se sospecha afección del virus", ha interpretado.

El Sergas también ha reprogramado la atención quirúrgica y las consultas; y Feijóo ha precisado que no todos los hospitales tienen "la misma presión". Es mayor, por ejemplo, en el hospital de A Coruña. Pero Feijóo ha advertido que, al desconocer cómo va a evolucionar el virus, la Xunta ha blindado servicios de camas y aislamiento en los distintos centros.

"Nosotros en Galicia seguimos haciendo las pruebas y vamos a intentar seguir haciéndolo porque da más seguridad y tranquilidad a los pacientes, sobre todo a pacientes con sintomatología o en situación de riesgo. En Galicia seguimos con las pruebas con normalidad. Si hay alguna instrucción que nos obligue a dejar sin efecto nuestro protocolo, lo diremos. Pero hay voluntariedad de seguir y, mientras tengamos logística en los laboratorios de microbiología, lo seguiríamos haciendo", ha dicho.

Médicos gallegos a Madrid

En cuanto a si es posible calcular el número de personas que podrían estar contagiadas, ha dicho que "es imposible de saber", sobre todo porque hay personas que podrían estarlo sin referir síntomas.

Preguntado acerca de la posibilidad de desplazar médicos a Madrid, ha respondido que si Galicia los tiene "disponibles" y esta autonomía los necesita, "en casos de alarma" siempre hay que tener los medios "a disposición". Se haría, "coordinado por el Ministerio de Sanidad".

Finalmente, preguntado acerca de la situación de la frontera portuguesa, Feijóo ha asegurado que pidió tanto al presidente del Gobierno como a su homólogo extremeño "controles y un operativo de común acuerdo" con el Ejecutivo portugués. "Por lo que nos dicen, eso funciona. Hay controles en toda la frontera, que es la más larga de toda la Unión Europea y hay que blindarla de acuerdo con los mecanismos entre los dos Gobiernos", ha zanjado.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad