Feijóo arranca la carrera a la Xunta antes de que termine el escrutinio

stop

El líder del PPdeG saca pecho por la "renovación" del partido en Galicia que recuperó la confianza de los ciudadanos

Los presidentes del Gobierno y de la Xunta en un acto de campaña de las municipales | EP

en A Coruña, 27 de junio de 2016 (03:56 CET)

No había terminado el escrutinio de las elecciones generales y arrancaba Núñez Feijóo la carrera hacia las autonómicas. El presidente de la Xunta ha encontrado respuesta a los excelentes resultados del PP en Galicia en la "renovación" del partido, en saber entender "el mensaje" de la ciudadanía. "Fuimos autocríticos, la renovación funcionó y el PPdeG mejora en todos los parámetros", zanjó Feijóo recordando noches electorales más amargas, como la de las municipales y generales de diciembre.

El líder de los populares gallegos tiene ahora un líder reforzado en Madrid, Mariano Rajoy, aquel al que estaba llamado a sustituir. Y tiene un discurso para evitar la "fragmentación" del voto la derecha, es decir, para liquidar a Ciudadanos.

Feijóo se mostró "esperanzado" de revalidar la mayoría absoluta en Galicia. El 26-J ha sido un golpe de moral inesperado incluso para el propio partido. Galicia se merece "un gobierno responsable y estable", dijo el presidente de la Xunta, lanzado ya hacia las autonómicas.

El optimismo del PSdeG

La resistencia del PSOE al famoso 'sorpasso' que auguraron las encuestas hasta la misma tarde de las elecciones, con Sigma Dos quedándose a kilómetros de distancia de acertar el resultado final, ha llenado de optimismo a las filas socialistas.

Pilar Cancela, presidenta de la gestora del PSdeG, vaticinó un "cambio de escenario" en la Xunta en otoño, con "posibilidades reales de cambio", aunque lo cierto es que estas generales, a diferencia de las de diciembre, dan una ventaja muy holgada al PP.

Pero resistir a En Marea y recuperar la posición como líder de la posición ha dado alas a los socialistas contra "el nefasto gobierno de Feijóo", en palabras de Cancela.

"Nosotros somos un partido serio, responsable y coherente, y por eso la ciudadanía confía en nosotros", zanjó la cabeza de lista socialista por A Coruña.

En Marea empieza el examen de conciencia

En Marea cambió la sonrisa del sorpasso por las caras largas. La coalición hizo autocrítica ante unos resultados "que no son los mejores" y ya piensa en reformas para tapar las grietas.

"Tenemos que repensar este espacio, este proyecto que se está cociendo en la calle", manifestó Alexandra Fernández. Argumento al que dio continuidad Antón Gómez Reino al entender que el el "desafío" para las gallegas es "sumar más gente y volver a ser el espacio de referencia".

En Marea reconoce que hace falta "reflexión", "ampliar el espacio y democratizarlo", lo que apunta a una aproximación a la fórmula que están impulsando las mareas para conformar su propuesta a la Xunta al modo en el que se gestó Marea Atlántica en A Coruña.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad