Feijóo aparta a dos conselleiras para retener la Xunta

stop

La titular de Sanidade, Rocío Mosquera, sale del gobierno ahogada en la polémica del hospital de Vigo; Rosa Quintana deja Medio Rural enfrentada con la patronal maderera y en medio de la crisis del sector lácteo

Rocío Mosquera y Núñez Feijóo

en A Coruña, 05 de octubre de 2015 (05:43 CET)

Núñez Feijóo va marcando los pasos de cara a las próximas elecciones autonómicas. La planificación de la legislatura que finaliza el próximo año incluía dos cursos de austeridad y recortes y otros dos años para soltarse la melena e incrementar el gasto, concidiendo con la proximidad de los comicios. A la aprobación de unos presupuestos que se prevén los más expansivos de los últimos cuatro años, le ha antecedido una crisis de gobierno que se barruntaba desde el batacazo de las municipales. Ha sido tenue, por sorpresa y en domingo.

La remodelación servirá para engordar la estructura de ocho a diez consellerías, separar Medio Rural de Mar, y crear una nueva cartera, Política Social, que dirigirá José Manuel Rey Varela, ex alcalde de Ferrol y próximo al presidente de la Xunta.

Feijóo ha pasado la escoba. Ha alejado a Rosa Quintana de Medio Rural, un departamento peleado con la patronal maderera y agitado por la crisis del sector lácteo. La conselleira pasará a encargarse de Mar y Medio Rural tendrá una cartera exclusiva. La separación de ambos departamentos había sido una demanda de los profesionales del sector, que consideraban que eran áreas demasiado importantes en la economía gallega para discurrir fusionadas. Quintana pasará a un departamento que conoce bien. Doctorada en biología, estuvo vinculada a la Consellería de Pesca de 1997 a 2005.

En Medio Rural aterriza la alcaldesa de Melide, Ángeles Vázquez Mejuto.

Mosquera, a la hoguera

La gran damnificada de la remodelación es la hasta ahora conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera. Feijóo la saca del Gobierno coincidiendo con la crisis de imagen que provocó el nuevo hospital de Vigo, contestado con una manifestación multitudinaria en la ciudad olívica. Los conflictos derivados de los traslados y la puesta en marcha del centro, se sumaron a numerosos problemas de gestión.

Mosquera se enfrentó a críticas por el nombramiento de su marido como jefe de servicio en el CHUS, a la dimisión de varios miembros de la comisión de bioética tras no publicar el Sergas uno de sus informes a la muerte de una mujer en el PAC de Vimianzo mientras esperaba a ser atendida, o al reciente caso Andrea, la niña de 12 años con una enfermedad degenerativa irreversible para la que sus padres piden una muerte digna.

Así que borrón y cuenta nueva. Ostentará la Consellería de Sanidade el hasta ahora alcalde de Baiona, Jesús Vázquez Almuíña, nombre que llegó a sonar para relevar a Rafael Louzán al frente del PP de Pontevedra.

Rey Varela y Rueda

Feijóo apaga fuegos de cara al año electoral, aunque todavía no ha aclarado su futuro, que tendrá en las elecciones generales del 20 de diciembre otro punto de inflexión. Y también hace movimientos orgánicos, como dar visibilidad a Rey Varela a pesar de su derrota en las municipales. En el partido lo interpretan la encomienda de Política Social como un caramelo para el ex regidor de Ferrol, una cartera de buena prensa que coincide con el encargo de dirigir la campaña electoral de los populares gallegos para las generales.

El secretario xeral del PPdeG, Alfonso Rueda, que se había encargado durante la etapa de Feijóo de las campañas populares, mantiene todas sus competencias como vicepresidente de la Xunta, área que se suma a a las que ya dirigía de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza.

El poder municipal

Ni la puesta en marcha de una consellería dedicada íntegramente a polítcas sociales, ni la llegada a la Xunta de tres personas que ocuparon alcaldías, es baladí. Feijóo se comprometió a tomar nota del poder perdido en las pasadas municipales y la elección de tres ex regidores es el método más directo que tiene de incluir dirigentes que han estado más cercanos a los ciudadanos, que han ejecutado politicas de proximidad. La experiencia inversa, Elena Muñoz en Vigo, salió fatal.

Beatriz Mato, que hasta ahora estaba al frente de Traballo e Benestar, se recolocará en la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio; lo que desplazará a Ethel Vázquez a Infraestructuas e Vivenda. Todo lo demás queda igual. Mantienen sus cargos el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, y el de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez. Francisco Conde suma a sus funciones en Economía e Industria las materias de empleo.

Los alcaldes de Baiona y Melide abandonarán sus cargos municipales y tomarán posesión este lunes. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad