Feijóo atribuye a la responsabilidad presupuestaria el hecho de que la Xunta cuente con más fondos

Feijóo alude a "problemas territoriales" que impiden el traspaso de la AP-9

stop

El presidente de la Xunta asegura que es "el peor momento para hablar de transferencias" como la de la Autopista del Atlántico

en A Coruña, 12 de julio de 2017 (12:13 CET)

El problema catalán y los daños colaterales. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha dado a entender este miércoles que "problemas estructurales y territoriales" del Estado español podrían "condicionar" el traspaso a Galicia de la Autopista del Atlántico (AP-9), pero ha advertido que "no" lo aceptará y seguirá demandando la transferencia, una lucha para la que ha pedido la "unidad" de los grupos gallegos.

En un escenario en el que el foco de la política estatal está puesto sobre el desafío soberanista de Cataluña, Feijóo ha garantizado a sus rivales políticos, que han cuestionado sucesivamente en la Cámara su peso político en Madrid, que pueden "contar" con el PPdeG, con su Gobierno y con él mismo para reivindicar el traspaso, al tiempo que ha subrayado que "nunca" ha cambiado de postura.

Hablar en serio

"Si quieren hablar en serio de la transferencia cuenten con nosotros, pero si quieren solo hacer ruido, allá ustedes. Yo estoy muy satisfecho y tranquilo con mi postura, que es honesta", ha reflexionado, antes de remarcar que éste es "el peor momento para hablar de transferencias" en España.

"Que no es el mejor momento para pedir transferencias, que hay muchas autopistas del Estado cuya transferencia pide la Generalitat de Cataluña, que es el peor momento para hablar de transferencias... Aceptando todo esto no puedo aceptar que la transferencia de una autopista vital para Galicia esté condicionada a problemas estructurales y territoriales del Estado español", ha proclamado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad