Alberto Núñez Feijóo

Feijóo abre la puerta a cerrar fábricas

Tras decretar el cierre de negocios, el presidente de la Xunta deja en manos del Gobierno central la posibilidad de cerrar fábricas y de movilizar ayudas

El Gobierno gallego declaró la situación de emergencia sanitaria y Alberto Núñez Feijóo anunció el cierre de bares, cafeterías, restaurantes, cines, gimnasios, salones de juego, pubs o discotecas. Los negocios que no son de primera necesidad, básicamente tiendas de alimentación, farmacias, gasolineras y quioscos, bajarán la persiana durante 14 días, aunque se irá revisando diariamente la situación en función de cómo avancen los contagios por coronavirus.

El presidente de la Xunta dejó en el aire la posibilidad de cerrar centros de producción. Cuestionado al respecto después de la reunión extraordinaria del Consello da Xunta, Feijóo aplazó la decisión hasta después del Consejo de Ministros de este sábado, en el que Pedro Sánchez deberá concretar las medidas que tomará tras declarar el estado de alarma.

"No parecía razonable hacerlo mientras no conozcamos la decisión del conjunto del país para no producir discriminaciones", argumentó el líder del PPdeG.

Sin ayudas por el momento

El presidente de la Xunta tampoco concretó ayuda alguna para aquellos negocios que se ven obligados a cerrar. Feijóo entiende que las compensaciones podrán establecerse de manera coordinada para todo el Estado. Cuestionado por los medios, concluyó que las ayudas deben “contextualizarse en el conjunto de la nación” española, pasando la pelota al tejado de Sánchez.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad