Feijóo abre ante Rajoy la batalla por la financiación autonómica

stop

"Galicia nunca pedirá más de lo que le corresponde, ni se conformará con menos", recalca el presidente de la Xunta

Alberto Núñez Feijóo y Mariano Rajoy en la toma de posesión en el Parlamento gallego /EFE

en A Coruña, 12 de noviembre de 2016 (13:19 CET)

Es un día de celebración para Feijóo, pero también de mensajes. Tras prometer su cargo como presidente de la Xunta, en un acto al que asistieron los ex presidentes Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño, reafirmó su alianza con el Gobierno español, pero advirtiendo: ""Galicia nunca pedirá más de lo que le corresponde, ni se conformará con menos".

La alusión evidente a la negociación de la financiación autonómica ante Mariano Rajoy, que también acudió al acto, la completó Feijóo subrayando que Galicia "no estará ausente de ningún debate territorial que cuestione la soberanía común o una financiación justa para todos los ciudadanos y todas las comunidades que conforman España".

Galicia tiene una posición que debería ser reconocida, al haber sido una de las tres comunidades cumplidoras con el déficit público, junto a País Vasco y Canarias. Sin embargo, su escaso peso en el PIB estatal y las tensiones territoriales en Cataluña, pueden acabar perjudicando su financiación.

Presencia de toda la oposición

Feijóo, quien ha destacado y agradecido la presencia en el acto de los portavoces de la oposición gallega, también ha profundizado en su llamada al diálogo, un empeño que ya plasmó en su discurso de investidura de esta semana. No en vano, se ha mostrado convencido de que "la unidad colectiva y la estabilidad institucional son una garantía para convertir ese futuro en aliado".

Ante los más de 500 invitados que participaron en el acto institucional del Pazo do Hórreo, entre los que se encontraban su madre, su hermana, y su pareja, Eva Cárdenas, Feijóo ha pedido que el pueblo gallego le "ilumine" en la tarea de "empezar a vivir en el futuro" y de asumir el reto de que "perdure" uno de los pueblos "más antiguos del mundo".

"Cuento para ello con el recuerdo y el ejemplo de un gallego que no está, pero también con la motivación y con la ilusión de un gallego que está por venir", ha concluido Feijóo, tras una pausa emocionada, en un año en el que ha perdido a su padre, pero también ha recibido la noticia de que será padre por primera vez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad