Feijóo, a por una mayoría absoluta que le acercaría a Madrid

stop

El candidato del PP afirma que, de ganar, seguirá en Galicia hasta 2020, pero que si pierde no liderará la oposición

Alberto Núñez Feijóo

en A Coruña, 25 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

Las mayorías absolutas cada vez son más inusuales de ver, pero Alberto Núñez Feijóo (Os Peares --Ourense--, 1961) ya ha encadenado dos y confía en completar la "hazaña" del triplete. De conseguirlo, lo colocaría en un lugar único entre los barones del Partido Popular, y también contribuiría a desatascar el "bloqueo" de España, por lo que la dirección de la formación quedaría en deuda con él.

No lograr una tercera mayoría podría significar el adiós del candidato del PP a la Presidencia de la Xunta, que ya anunció que no lideraría la oposición, pero no está tan claro que, de revalidarla, se quede en Galicia, por mucho que afirme que su proyecto para la comunidad remata en 2020 y que no se moverá.

Las lacras no pesan

Feijóo llega a las urnas como el más conocido y mejor valorado frente a rivales noveles, a pesar de que sus rivales hayan vuelto a airear sus imágenes con el narcotraficante Marcial Dordado o que los casos de corrupción del Partido Popular, ése del que minimiza las siglas en su campaña personalista, estén día tras día ocupando todas las portadas.Su entorno minimiza el impacto de ambas cuestiones, recuerdan que dio "explicaciones" sobre las fotos y reivindican su trayectoria como "intachable".

El candidato del PP a la reelección ha traicionado su promesa de no presentarse a un tercer mandato porque quiere afrontar "por fin" un periodo "de bonanza" en el que dar "buenas noticias" y con retos como el Xacobeo de 2021 o el problema demográfico.

Una alegría para compensar

Y es que la mejor noticia para el candidato en este 2016 no ha venido de la política, aunque tenga que ver con el último reto citado. Su próxima paternidad –febrero de 2017 es la fecha prevista para el nacimiento de su primer hijo– le ha permitido sobrellevar mejor la pérdida de su padre, al que estaba muy unido.

La "moderación" y el "centrismo", con el "galleguismo integrador", son las aguas ideológicas en las que se mueve este licenciado en Derecho que una vez quiso ser veterinario, pero los derroteros de la vida le llevaron a convertirse en un joven funcionario de la Xunta que llegó a ser presidente. Su futuro aún está abierto y con muchas páginas por escribir, en Galicia o en Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad