Oriol Pujol Ferrusola será el primero de la familia que afrontará una sentencia judicial. /EFE

Así están los líos judiciales de los Pujol

stop

La familia Pujol opta por el silencio en la escena pública, pero despliega una gran actividad en la judicial. Los próximos días son claves

Barcelona, 17 de diciembre de 2017 (04:55 CET)

Sorprende una campaña electoral sin declaraciones de la familia Pujol. El expresidente Jordi Pujol tan sólo rompió el silencio al salir de una misa para decir que el exconsejero Joquim Forn, preso en Estremera, es “una gran persona”. Nada más. Esta vez los Pujol no dan para una crónica política, pero sí judicial: el juez José de la Mata debe pronunciarse en los próximos días sobre las condiciones de la fianza de Jordi Pujol júnior para que salga de la cárcel; la Audiencia de Barcelona ha mandado a su hermano Oriol a juicio por el caso ITV; la fiscalía pide el archivo de las acusaciones para un socio de Oleguer, … y Josep se ha querellado contra Albert Rivera, el líder de Ciudadanos, por acusar a su familia de robar “2.500 millones de euros”. Todo esto en la víspera y en la campaña del 21-D.

El primogénito de los Pujol podría volver a casa por Navidad. Está en prisión preventiva en Soto del Real desde finales de abril y, en junio, la Audiencia Nacional le impuso una fianza de tres millones de euros que debía pagar en efectivo. Como no la abonado, todavía sigue entre rejas. Su abogado solicitó en septiembre una rebaja de la fianza y la posibilidad de cubrirla mediante garantías hipotecarías. Se espera que el juez instructor tome una decisión en los próximos días.

La Fiscalía Anticorrupción siempre se ha opuesto a la salida de Jordi Pujol júnior. En su momento ya se pronunció en contra de la fianza. Argumenta que siguió moviendo dinero en el extranjero cuando se le investigaba, incluso después que el juez le retirara el pasaporte como medida cautelar. Considera que existe riesgo de fuga y de reincidencia.

Anulado el pacto por el caso ITV

La Audiencia de Barcelona ha anulado el pacto de Oriol Pujol con la fiscalía por el que aceptó una pena de dos años y medio de cárcel por el caso ITV. El motivo es que este acuerdo no cuenta con la conformidad de todos los seis acusados. Dos de ellos, Josep Tous y Sergi Alsina, lo han torpedeado.

No obstante, fuentes de las defensas precisan que hasta el mismo día del juicio es posible alcanzar un acuerdo con la condición de que estén de acuerdo todas las partes. Todavía no se ha fijado fecha para la vista oral.

Oriol Pujol: la jueza anula el pacto con la fiscalía pero se puede recuperar antes del juicio

Aunque la magistrada Carmen Zabalegui ha anulado el pacto, esto no significa que la fiscalía vuelva a la solicitud inicial de penas de cinco años y dos meses para Oriol, así como de tres años y cuatro meses para su esposa, Anna Vidal. Probablemente, el ministerio fiscal mantendrá los términos del pacto siempre que Oriol reconozca los delitos de tráfico de influencias, cohecho y falsedad documental.

La situación generada es insólita. Si se le acaba juzgado, el tribunal sabrá que Oriol reconoció en su momento los delitos que le pueden llevar a la cárcel –aunque por poco tiempo- a cambio de librar a su esposa. Además, quienes han abortado el pacto son las defensas de sus amigos Tous y Alsina.

Jorge Navarro, abogado de Tous, primero consiguió echar a Manos Limpias como acusación ppular del caso ITV y posteriormente abortó el pacto con la fiscalía. No obstante, queda por ver si al final se suma al acuerdo.

Oriol y su esposa Anna también están entre los investigados del caso Pujol que se instruye en la Audiencia Nacional. Oriol se dedica en estos momentos a la intermediación en la compra de pequeñas y medianas empresas.

La pista del benjamín

El juez De la Mata prosigue con la instrucción de las diversas tramas del caso, relacionado con el enriquecimiento y el dinero oculto que la familia tenía en el extranjero. La última novedad concierne a Oleguer, el benjamín. La Fiscalía Anticorrupción apoya el archivo de la investigación por presunto blanqueo de capitales contra Luís Iglesias, yerno del exministro Eduardo Zaplana y exsocio de Oleguer. Según avanzó ABC, el ministerio fiscal mantiene que no se ha acreditado la participación de Iglesias en el supuesto lavado de comisiones. Se les investigó por la compraventa de más de mil oficinas del Banco Santander en 2007.

Demanda contra Albert Rivera

Josep Pujol demandó, en nombre de su familia, al líder de Ciudadanos por afirmar en un tuit que los Pujol “robaron 2.500 millones de euros”. Rivera hizo este comentario en septiembre pasado como respuesta a otro mensaje que se refería a la campaña de la ANC para recaudar fondos para cubrir la fianza impuesta a Artur Mas por parte del Tribunal de Cuentas. Definitivamente, la familia ha desaparecido de la escena política, pero no de la judicial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad