Fabra: “Camps se equivocó en algo seguro”

stop

DISENSIONES EN EL PP

Francisco Camps y Alberto Fabra

05 de septiembre de 2011 (13:59 CET)

El presidente de La Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha atacado a su antecesor en el cargo, Francisco Camps, tras señalar que no actuó de la mejor manera durante su mandato. Ha hecho hincapié en que su “amigo se equivocó” para verse involucrado en la trama de corrupción “Gürtel”. Sin embargo, el actual presidente también ha llenado de halagos a su antecesor señalando que “es un buen político comprometido con su tierra” y que “su dimisión es un ejemplo para muchos”.

En relación con la prematura salida del ex presidente Camps, Fabra ha subrayado este lunes en una entrevista para TVE, el papel tan relevante que tiene la transparencia en el ámbito político para que los ciudadanos no pierdan la confianza en sus dirigentes. Así, ha aceptado un mea culpa en la forma en que el Partido Popular valenciano ha llevado el caso "Gürtel".

Fabra ha asegurado que sigue en “contacto directo” con Camps y que le pide consejo en los temas en los que considera que puede “servir de ayuda”, al igual que hace con los partidos de la oposición. No obstante, el presidente no ha querido mojarse en si su antecesor debería volver a estar en las primeras filas del partido aludiendo a que “deben ser otros los que lo decidan”.

Nuevas medidas de ajuste

Por lo que respecta a la situación económica en la que se encuentra inmersa la Administración valenciana, una de las más endeudadas del país, Fabra ha señalado la importancia de hacer ajustes en la misma línea en que lo hacen los valencianos “en sus casas, empresas y familia”.

Así, el Presidente ha insistido en que dejando de lado las cifras y datos macroeconómicos, hay que “aplicar el sentido común de las amas de casa”, en referencia al hecho de que hay que gastar siempre por debajo de los ingresos, al contrario de lo que habitualmente han estado haciendo las administraciones públicas.

Recortes que no afecten a la calidad de vida

Fabra ha destacado el compromiso de “quitar todo lo supérfluo”. Ha indicado como pilares fundamentales del nuevo gobierno, la generación de empleo, la prestación de servicios y a partir de ahí, “coger las tijeras y empezar a recortar absolutamente todo”.

En el sector sanitario, el Presidente ha explicado que los recortes “no serán en calidad” y que se aplicarán a los servicios más genéricos como el gasto farmacéutico porque “la calidad ahora es fundamental”. Asimismo, en el ámbito educativo el PP valenciano no prevé un aumento de horas lectivas por parte de los profesores, como han promovido otras comunidades en las que gobierna este partido, ya que “con la reducción de gasto en otras partidas no será necesario”.

Fabra ha indicado que en la Comunitat Valenciana no se eliminarán las diputaciones que resultan esenciales para la gente que vive en pequeños municipios aunque habría que “regularizar y reestructurar sus competencias y la ejecución de servicios”.

Más financiación y más impuestos para los ricos


El Presidente ha exigido al gobierno central la financiación adecuada para los ciudadanos de la Comunitat que “ha sido maltratada” en los últimos años y “no ha contemplado a más de un millón de valencianos”. Algo que “sin duda” exigirá a Rajoy si finalmente gana las próximas elecciones en noviembre.

Entre las nuevas medidas que deben implantarse en la Generalitat ha señalado una bajada generalizada de impuestos pero sin alejarse de la idea de que “el que tenga mucho pague más”, que son para el Presidente "los que cobran más" que él.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad