Expertos de Harvard desmienten algunos falsos mitos sobre la leche

stop

La mitad de la grasa que se encuentra en los productos lácteos es saturada, pero el 50% restante contiene algunos ácidos que incluso pueden ayudar a perder peso

Clun quiere que la cita tenga carácter bianual

en Barcelona, 25 de abril de 2015 (20:12 CET)

¿Es mejor la leche desnatada y engorda menos? Ante la duda, un grupo de expertos de Harvard se ha puesto a analizar los diferentes tipos de leche para desmentir algunos falsos mitos al respecto.

Estos investigadores aseguran que aunque algunos dietistas recomiendan tomar lecha baja en grasa o productos lácteos desnatados, cada vez más expertos en salud sostienen que es más saludable comer y beber productos lácteos que contienen grasa, según publica el portal Prismatic

El ácido oleico ayuda a controlar el peso 

¿El motivo? Explican que la mitad de esta grasa es saturada, pero que el resto contiene una gran cantidad de ácido oleico y otros tipos de ácidos que pueden incluso ayudar a peder peso. "No hay ninguna evidencia significativa que permita concluir que las grasas saturadas en la dieta están asociadas con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas coronarias o enfermedades cardiovasculares", apuntan. Incluso aseguran que algunos estudios recientes señalan que la grasa láctea ayuda a controlar el peso.

Uno de los mayores errores, según detallan, es quitar la grasa al producto y sustituirla por otros azúcares o productos químicos que acaban siendo más dañinos. Es mejor consumir los lácteos sin pasteurizar y de la manera más natural posible.

La grasa y la obesidad  

Un grupo de investigadores suecos señalaban en el Scandinavian Journal of Primary Health Care que los hombres de mediana edad que consumían leche rica en grasa, mantequilla y crema eran significativamente menos propensos a ser obesos en un período de 12 años, en comparación con los hombres que nunca habían consumido productos lácteos enteros. 

Sin embargo, eso no quiere decir que no haya que evitar ciertas grasas como las refinadas. Y también es importante tener en cuenta que antes de consumir leche, aunque sea entera, es necesario mirar qué productos químicos puede tener o si contiene aditivos que acaban conviertiéndola en más perjudicial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad