ETA critica los atentados de Bruselas por matar a "simples ciudadanos"

stop

La banda terrorista no condena su propia violencia, y afirma que la actuación armada en democracia está justificada

Imagen de archivo de los dirigentes de ETA en la lectura de un comunicado.

Vitoria, 27 de marzo de 2016 (18:19 CET)

La banda terrorista ETA, que jamás dio muestras de arrepentimiento por sus más de 800 víctimas, criticó los atentados de Bruselas porque, dice en un comunicado, "no pueden aceptar matanzas así, que tienen como objetivos a simples ciudadanos".

En el texto, publicado en el diario 'Gara' coincidiendo con la conmemoración del Aberri Eguna (Día de la patria vasca), ETA asegura que la masacre perpetrada en Bruselas debe leerse en el contexto de una crisis internacional.

"La situación perversamente revuelta y la irresponsabilidad existente han abierto las puertas a todos los tipos de integrismo -ya sea lo que está ocurriendo en Europa con los refugiados, ya sea lo que pasa en Siria, en Irak, en Kurdistán... y lo que por último mata sin compasión a ciudadanos en Bruselas", asegura en su típico lenguaje de barroquismos.

Sin autocrítica

Pero si se trata de condenar la violencia, no piensan dar el paso. La banda reivindica su apuesta por la violencia durante la dictadura franquista y también tras la consolidación de la democracia. Los terroristas aseguran que no fue un error y lo describen como "una reforma tramposa".

"No nos equivocamos cuando nos levantamos contra el franquismo, ni nos equivocamos cuando dijimos un no rotundo e hicimos frente a la posterior reforma tramposa. Habremos cometido errores, en ocasiones graves e injustos si hay que decirlo así, pero en esas dos cosas no", subrayan los terroristas. 

"Disolver a ETA"

Por otra parte, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha destacado hoy la necesidad de "disolver ya lo que queda de ETA por vía policial", al tiempo que ha alertado del "riesgo de legitimar los delirios de un banda de fanáticos".

Para esta agrupación, el comunicado de ETA "humilla por enésima vez a la sociedad y a las familias de los más de 800 inocentes asesinados por ETA". "Lamentar haber matado a la persona equivocada no es solo algo que la banda lleva haciendo desde los años ochenta, sino que se trata de un ejercicio macabro que prevé blanquear sus asesinatos reivindicados", ha añadido esta asociación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad