Las nóminas bajas explican la obesidad y la apatía deportiva en España

stop

Los españoles están entre las comunidades que menos deporte practican en la UE. El nivel económico tiene relación con la pasión por la actividad física

Miles de españoles se vuelcan a los gimnasios low cost, pero los expertos advierten de sus riesgos. EFE/J.G.

Barcelona, 12 de marzo de 2017 (12:00 CET)

Cuanto mejor posición económica se tenga, hay más entusiasmo para realizar deportes. Esa es una de las conclusiones de un estudio realizado por un grupo de expertos de la Universidad de Barcelona, que también afirma que España está a la cola de los países cuya población realiza actividad física con frecuencia.

Suecia, Finlandia y Dinamarca son los países de la Unión Europea donde se practica ejercicio con más regularidad, mientras que en Portugal, Italia, España, y muy especialmente en Grecia, los índices de práctica deportiva entre la población figuran por debajo del valor medio de Europa, concluye la investigación.

Después de las naciones escandinavas, los países con mejores indicadores de actividad física de la población son Eslovenia, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Alemania, Reino Unido y Francia.

El trabajo, elaborado por los expertos Antonio Monleón-Getino, Marta Cubedo y Martín Ríos, de la Facultad de Biología de la UB, y por el profesor del Instituto de Sales de Viladecans (Barcelona) Daniel Ríos, lo ha publicado el Open Access Library Journal.

Las personas con mejor nivel económico son más asiduas al deporte

El estudio precisa que no es casualidad que los países nórdicos, con una mayor tasa de personas que realizan deportes o ejercicios, el 90% considere que su situación económica es buena. En el otro extremo de la horquilla están los griegos, y entre ellos sólo el 24% está satisfecho con sus ingresos.

En el caso particular de España, «el nivel de práctica de deporte está correlacionado con el estatus socioeconómico, tal como reveló la Encuesta de hábitos deportivos en España de 2015», explica Monleón-Getino.

Esta poca incidencia del deporte tiene relación con los altos cuadros de obesidad en la población española: unos nueve millones de personas, el 40% de los españoles, sufre de sobrepeso, y el 21% padece de obesidad, según la Sociedad Española de Cardiología.

El riesgo de los gimnasios low cost

Si bien es cierto que en España hubo un crecimiento de las cadenas de gimnasios de bajo coste, los expertos advierten que muchos carecen de supervisores médicos o físicos.

Según el licenciado en INEF David Muntañés, “hace diez años, antes de la crisis, en las grandes cadenas de gimnasios se hacía una revisión médica a cada nuevo usuario". Esta práctica "ha quedado en desuso", ha denunciado Muntañés a Efe, que ha reconocido que "sería básico hacer un electrocardiograma y una prueba de esfuerzo antes de que alguien se inicie en la práctica deportiva".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad