Trabajadores de ambulancias protagonizan un encierro en demanda de un convenio colectivo digno / E.P.

Encierro de los trabajadores de ambulancias

stop

Los trabajadores se encierran en las gerencias de las siete áreas sanitarias de Galicia para exigir “unas condiciones laborales dignas”

en A Coruña, 07 de marzo de 2019 (15:49 CET)

Trabajadores de ambulancias de las siete áreas sanitarias gallegas se han encerrado en los despachos de las Xerencias de Xestión Integradas y en el Hospital Clínico Universitario de Santiago (CHUS) en demanda de un nuevo convenio colectivo que "garantice unas condiciones laborales dignas", según han trasladado los sindicatos CIG, CC.OO. y UGT.

Los trabajadores llevan desde hace un mes protagonizando paros y a partir del 20 de marzo convertirán la huelga en indefinida. La situación es peliaguda, pues la Federación Gallega de Empresarios de Ambulancias ha solicitado la rescisión del contrato de concesión con la Xunta al asegurar que genera millones en pérdidas a las empresas.

En esta situación, los trabajadores llevan desde diciembre de 2015 sin renovar el convenio colectivo y sin siquiera actualizar el salario al IPC. El estancamiento en las conversaciones con la patronal acabó provocando una protesta en la que resultaron dañados numerosos vehículos, a causa de los pinchazos y pintadas.

El concurso fallido de la Xunta

El delegado de CIG en Ambuibérica y miembro del comité de huelga, Alberto Cedeira, explicó en un acto en Vigo que la subida salarial sobre el IPC no se hará efectiva en 2020, según la última propuesta de la patronal, que les debe una paga extra de 2011 que tampoco se abonaría este año.

El representante de la CIG de Transportes en la comarca de Vigo, Carlos Martínez, ha señalado que la posición de las empresas ha llevado a los trabajadores a acudir "masivamente" a las huelgas diarias realizadas desde este lunes. También ha concretado que los servicios mínimos fijados por el Ejecutivo autonómico han sido del 100% en el caso del servicio urgente y de en torno al 70% en el no urgente.

Cedeira considera que esta situación se debe a que la Xunta permitió acceder al concurso a una empresa que presentó una oferta económica inferior a la fijada, así como al aumento de la demanda del servicio urgente (061) y no urgente.

El sindicalista recordó que el pasado 22 de febrero ya se celebró un encuentro con el Consello Galego de Relacións Laborais, la Xunta y la patronal en el que la Administración se comprometió a licitar un contrato para el transporte urgente a mediados de marzo --que entraría en vigor a finales de este año--.

Hemeroteca

Sanidad de Galicia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad