En Podemos saben especular con las viviendas protegidas

stop

El portavoz en el Senado, Ramón Espinar, ganó 30.000 euros al vender un inmueble en Alcobendas, en el que nunca residió

Economía Digital

El senador de Podemos, Ramón María Espinar, durante una intervención en el Senado. EFE/J. P. Gandul
El senador de Podemos, Ramón María Espinar, durante una intervención en el Senado. EFE/J. P. Gandul

Barcelona, 02 de noviembre de 2016 (09:51 CET)

El actual portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, ganó 30.000 euros tras vender una vivienda protegida que nunca llegó a ocupar. Los hechos, informa Cadena SER, ocurrieron entre 2010 y 2011, cuando Espinar era estudiante en la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

El joven político madrileño adquirió entonces un inmueble en Alcobendas, edificado como VPP (vivienda de protección pública), por 146.224 euros. Lo hizo a través de la promotora responsable del proyecto, a pesar de que Espinar no estaba empadronado ni residía en este municipio –parte de la promoción se vendió a clientes escogidos de forma discrecional–.

Semanas después de cerrar la compra, y sin haber residido en ella un solo día, Espinar solicitó la autorización a la Comunidad de Madrid para venderla a un tercero. Hecho que se consumó nueve meses después de la compra del inmueble, en diciembre de 2010, con la mencionada plusvalía de 30.000 euros.

Plusvalía en la venta

A pesar del corto espacio de tiempo entre ambas transacciones, el actual portavoz de Podemos logró deshacerse del inmueble a un precio más elevado (176.000 euros), gracias a la subida del metro cuadrado de los módulos VPP durante su construcción a cargo de la Comunidad de Madrid. Éste creció un 31% desde el inicio de su construcción --precio pagado por Espinar-- hasta su finalización --precio que pagaron sus segundos compradores--.

El beneficio neto para el político fue de 30.000 euros. A preguntas de Cadena SER, Espinar se ha limitado a asegurar que la venta fue legal, ajustándose al precio vigente. Aunque no ha querido responder a la pregunta de por qué renunció a comprar el inmueble (al que podría haber optado un ciudadano de la zona con bajos ingresos) si tenía decidido venderlo a los pocas semanas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad