De izquierda a derecha, Xosé Manuel Beiras, Luis Villares, Xulio Ferreiro y Martiño Noriega / Lavandeira Jr. (EFE)

En Marea: Villares también se rebela contra Beiras (y viceversa)

stop

El portavoz de En Marea, Luis Villares, recomienda a Beiras “hablar de los problemas del país” y no de la crisis interna del partido

en A Coruña, 16 de julio de 2018 (18:47 CET)

Luis Villares tardó un suspiro en ver cómo su liderazgo en En Marea era cuestionado por los mismos que lo habían impulsado en la carrera de las elecciones a la Xunta, a pesar de haber conseguido encabezar la oposición a Núñez Feijóo. En la refriega interna, ya de enorme intensidad tras la polémica en torno a la diputada Paula Quinteiro, Xosé Manuel Beiras fue de los pocos que salió en defensa del magistrado.

Primero al constatar con cierto estupor que aquellos que impulsaron a Villares en detrimento de otras opciones, como la del propio líder nacionalista, eran los más beligerantes contra el portavoz, un mensaje dirigido a Marea Atlántica, aunque no en exclusiva. Después al posicionarse a favor de la dimisión de Quinteiro, una postura en la que la dirección del partido se había quedado prácticamente sola.

Villares pide a Beiras que ignore la guerra interna

Sin embargo, la crisis interna de En Marea se ha llevado por delante esta dinámica. Xosé Manuel Beiras instó a Villares a asumir que había un problema en el partido instrumental y a actuar para solucionarlo. No era de extrañar, pues respaldaba la propuesta de reconstrucción del espacio político lanzada por Martiño Noriega, quien no solo es un miembro de Anova, sino también un pupilo del exportavoz del BNG.

Villares ha respondido este lunes al mensaje recomendando a Beiras y, en general, al resto de críticos con su gestión, hablar más de los problemas de los ciudadanos y menos de los líos internos. En concreto, el portavoz de En Marea consideró que los “líderes sociales” deben "aprovechar sus intervenciones para proponer soluciones a los problemas del país y para ilusionar a la ciudadanía con alternativas al PP". "En eso debemos centrar nuestro discurso público", insistió un debilitado Villares.

El laberinto de En Marea

La dirección de En Marea rechaza, como propone Compostela Aberta, la creación de una "mesa de la confluencia", pues entienden que sería "un paso atrás" que traicionaría el espíritu del proyecto, ya que creen que se retomaría la idea de una "coalición" de partidos superada, para la coordinadora, desde la configuración de En Marea como formación de adscripción individual.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad