En Marea se une al PSOE: plantea el rescate del nuevo hospital de Vigo

stop

Ambas formaciónes critican la privatización de los servicios públicos y el alto precio que ha tenido que pagar la sanidad por los recortes de Feijóo

Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo

en A Coruña, 26 de agosto de 2016 (14:44 CET)

El rescate de los servicios públicos es una de las prioridades que se marca En Marea en caso de acceder al gobierno de la Xunta, un objetivo que comparten con los socialistas y que, entre sus primeras medidas, podría suponer el rescate de la concesión del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.

En un acto celebrado este viernes, el candidato de la coalición, Luis Villares, cargó contra el "modelo ideológico" del actual presidente, Alberto Núñez Feijóo, que coloca los servicios públicos "en manos de mercaderes". Además, incidió en la situación de la sanidad y en el "sufrimiento" que los recortes de los últimos años han ocasionado a la gente.

"Nosotros queremos mejorar la calidad de vida de la gente, para que no se tenga que ir fuera. Somos candidaturas de gente honrada, rebelde, decente, preparada, que no va a vender los servicios públicos", ha proclamado.

Máxima urgencia

Las declaraciones de Villares se producen apenas un día después de que su rival en la lucha por la Presidencia de la Xunta, el socialista Xoaquín Fernández Leiceaga, criticase el "pufo" de 800 millones de euros y el sobrecoste de 400 millones que deja Feijóo en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.

El candidato del PSdeG anunció que, en caso de llegar al gobierno gallego, negociará "con la máxima urgencia" el rescate de esta infraestructura para la sanidad pública. Lo hizo en el transcurso de una visita al complejo hospitalario en la que también intervino el portavoz de la Junta de Personal del Chuvi, Ángel Cameselle, quien describió el Álvaro Cunqueiro como el exponente de la "privatización" de la sanidad pública.

Situación dramática

El representante de los trabajadore explicó que la mayor parte de las dificultades que se presentan al personal están relacionadas con esa condición del HAC, y con el hecho de que "la que manda es la concesionaria". Como ejemplo, puso la insuficiencia de material de lencería y otros problemas como la falta de personal o la reducción de camas, que repercuten en el mantenimiento de unas listas de espera "insoportables" y una "situación dramática".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad