En Marea quiere galleguizar Navantia y que la Xunta participe en su gestión

stop

Propone convertir los astilleros de Fene y Ferrol en una entidad empresarial autónoma y reclama la construcción de un dique flotante

Astilleros de Navantia | EP

en A Coruña, 11 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

La coalición En Marea y su candidato Luis Villares se presentan a las elecciones del próximo 25 de septiembre con la intención de rescatar a los gallegos, ya que "la economía gallega salió de la recesión, pero la sociedad todavía sigue en crisis".

Para revertir esta situación, que ha llevado a Galicia a convertirse en un país "más pobre, más injusto, más desigual, con peores salarios, con los servicios públicos deteriorados y la protección social recortada", En Marea propone atacar alguno de los problemas estructurales de la economía gallega, como son la baja innovación, la falta de crédito o el insuficiente número de medianas empresas competitivas, entre otros.

Apuesta por el naval

Las propuestas de su programa económico, al que ha tenido acceso Economía Digital, van en esa línea, pero también en la de "tomar las riendas" del desarrollo de la comunidad. En este apartado, En Marea propone reclamar la participación de la Xunta en las decisiones de empresas públicas estatales, como la SEPI, Adif, Tragsa o Renfe, sobre intereses propios. Pero especialmente en el caso de Navantia.

La coalición quiere que Navantia Fene-Ferrol sea una unidad empresarial autónoma, con poder de decisión en Galicia y en la que participe directamente el Gobierno gallego. Con esta medida buscan liberar al astillero de las pérdidas que provocan otras filiales a las cuentas del grupo y generar recursos para modernización e I D. "No queremos que Navantia siga viviendo a golpe de ocurrencia, sino dotarla de auténticas ventajas competitivas" y, en este sentido, exigen también la construcción de un nuevo dique seco para atender la demanda de megabuques portacontedores y de gas.

Banca pública e innovación

Otra de las propuestas que ha sonado mucho en las últimas semanas es la creación de una banca pública gallega a partir del Instituto Galego de Crédito, un organismo que mejorará la eficiencia de entidades como Igape, Sodiga o Afigal, reactivará el flujo de crédito hacia las pymes e impulsará la actividad económica de Galicia.

Pero si algo es urgente para En Marea es la puesta en marcha del Plan Galego de I D i 2016-2020, al que pretenden dotar de más recursos. Además, propone unificar las políticas e instrumentos de I D i en la Axencia Galega de Innovación, acabando con la dispersión entre consellerías.

Con estas medidas y otros instrumentos como una política de clusters real, calculan que el porcentaje de gasto en I D se podría situar en el 1.3% del PIB, pero con la aspiración de llegar a ser una sociedad intensiva en conocimiento que movilice el 2% del PIB.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad