La diputada de En Marea, Yolanda Díaz, durante una intervención en el Congreso | EFE

En Marea carga contra los 'privilegios' de Megasa, Alcoa y Ferroatlántica

stop

En Marea llama a limitar la retribución y la potencia subastada de la interrumpibilidad, que ven como una ayuda encubierta a las grandes consumidoras

A Coruña, 06 de noviembre de 2017 (18:36 CET)

En Marea está dispuesta a abaratar el recibo de la luz a costa de reducir las ayudas a la interrumpibilidad que perciben en Galicia empresas electrointensivas como Megasa, Alcoa o Ferroatlántica por detener su producción en momentos de tensión energética en el sistema eléctrico.

Yolanda Díaz, diputada y portavoz de En Marea en el Congreso, ha presentado una proposición no de ley en la que destaca que el coste de la interrumpibilidad es en España "a todas luces exagerado" y con un volumen de potencia "innecesario". Por ello pide que la nueva normativa de interrumpibilidad limite el valor máximo de las retribuciones por las que se compensa estos paros, así como el volumen de potencia a reducir.

Para la diputada gallega, el sistema de interrumpibilidad no deja de ser una forma de compensar a las industrias electrointensivas. En este sentido, argumenta que "la causa última de estas distorsiones está en que es, en realidad, una mezcla de herramienta técnica y de ayuda a la industria general, pero de forma particular a la electrointensiva".

En Marea considera que la interrumpibilidad es una ayuda encubierta a las industrias electrointensivas

Díaz no rechaza estas ayudas, pero critica que se carguen sobre los consumidores españoles, que pagan más por este recurso más que lo que abonaron los consumidores de Alemania, Francia e Italia juntas. "Resulta sorprendente que el sistema eléctrico español necesite el doble de potencia interrumpible que Francia o Alemania, con puntas de demanda muy superiores, y solo algo menos que Italia, con una punta de demanda superior", apunta.

Soluciones

Por ello, En Marea aboga por que las ayudas se establezcan con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, con carácter trienal, al amparo de las directivas europeas sobre ayudas a la protección del medio ambiente y energía, y con el fin de compensar el apoyo a la energía renovable y a la colaboración con la transición energética, condicionadas, eso sí, en determinados supuestos.

Asimismo, también llama a reformar la gestión de la interrumpibilidad con el fin de que "responda estrictamente" a necesidades derivadas de la seguridad del sistema, flexibilice las condiciones de ejecución para que, además de cubrir situaciones de emergencia, "sea efectivamente un sistema de gestión de la demanda", y habilitar mecanismos de recompra para que los adjudicatarios de potencia puedan cancelar sus obligaciones de reducir la demanda.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad