En Marea admite "desencuentros" con Podemos

stop

La portavoz en el Congreso, Alexandra Férnandez, reconoce que encajar las piezas para que todas las partes del grupo confederal estén cómodas es un proceso "complejo"

Alexandra Fernández, portavoz de En Marea en el Congreso | EFE

en A Coruña, 26 de marzo de 2016 (16:34 CET)

Los desencuentros llegan al grupo confederal de Podemos. La portavoz de En Marea en el Congreso, Alexandra Fernández, reconoce "pequeñas discrepancias" entre la formación morada y la coalición gallega. No obstante, ha querido restar importancia a esta circunstancia ya que, como explica, resulta "complicado" encajar las piezas en un espacio tan "complejo".

Fernández describe el grupo como una "matriuska". "Somos una confluencia dentro de un grupo confederal. Hay que encajar todas esas piezas una dentro de la otra y que todas las partes se sientan cómodas y eso siempre es complejo", asume.

A pesar de sus diferencias, la portavoz de En Marea cree que el partido liderado por Pablo Iglesias, al que atribuye "un temperamento propio", y la confluencia gallega se pueden "encontrar en muchas cosas".

Crisis de Podemos

Respecto a la crisis interna de la formación morada, Fernández sostiene que sólo afecta a En Marea en la medida en que afecta a una parte de la coalición, pero defiende que la confluencia gallega es "un espacio mucho más amplio que se conecta con otros muchos procesos, como las mareas municipales, y que permite tener más autonomía sobre la vida interna de los partidos".

"Eso hace de En Marea una herramienta todavía mucho más útil porque está mucho más conectada con los movimientos sociales, lo que permite tener un panorama mucho más complejo, una vida mucho más rica. Y eso es algo positivo", apunta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad