Empresarios y sindicatos reclaman un proceso sucesorio urgente

stop

REPERCUSIONES DIMSION

José Vicente González

21 de julio de 2011 (16:57 CET)

Si en algo coinciden sindicatos y patronal es en denunciar la parálisis en la que ha estado sumido el ejecutivo valenciano desde hace dos años. Es decir, el tiempo que lleva el ya ex presidente de la Generalitat, Francisco Camps, imputado por recibir trajes de la trama Gürtel. Y la razón es evidente. La agenda del líder popular siempre estaba condicionada por las citas y las resoluciones judiciales.

“La legislatura pasada no había gobierno, y los colectivos con mayor necesidad, lo más vulnerables, no tuvieron el apoyo de un ejecutivo fuerte porque tenían a su dirigente preocupado por otros asuntos”, ha recordado a Economía Digital el secretario general de CCOO, Paco Molina.

El líder sindicalista, al igual que el jefe de la patronal, José Vicente González, opina que la Comunidad Valenciana se encuentra ante la más grave crisis institucional que ha tenido nunca. “Se produce en uno de los momentos más críticos desde el punto de vista social y económico, tras un largo tiempo de desgobierno, y bloqueo que tiene un impacto muy negativo para los intereses de nuestra economía y las personas”, ha agregado.

Para Molina la dimisión de Camps en el contexto en que se produce, pendiente de sentarse en el banquillo de los acusados, está teniendo una proyección internacional que arruina cualquier posibilidad de inversión y recuperación, y por esa razón reclama que se retome con urgencia la normalidad institucional. “Es necesario un Gobierno fuerte para aplicar las políticas que mejoren el empleo y activen la salida de la crisis dando prioridad al bienestar social”, ha destacado.

En la misma línea se ha pronunciado el recién elegido presidente de la CIERVAL. “Es preciso que este proceso de cambios en la presidencia de la Generalitat no ralentice la marcha del Consell, ya que vivimos un momento económico difícil en el que son necesarias decisiones urgentes y firmes”, ha manifestado. Para el dirigente empresarial es imprescindible un proceso rápido de sucesión “que permita retomar el trabajo del Gobierno lo antes posible”.

Según la Encuesta de Población Activa, en la Comunidad Valenciana hay registrados más de 600.000 parados. La tasa de paro supera el 24%. Y la deuda “productiva” que tanto apreciaba Camps, es una de las más altas de España. Más de 17.895 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad