Sede de la empresa municipal de aguas de A Coruña, Emalcsa / Emalcsa

Emalcsa ingresa casi 30 millones, pero gana un 20% menos

Las cuentas consolidadas del ejercicio 2018 arrojan un beneficio de 1,9 millones de euros frente a los 2,3 millones del año anterior

El negocio del agua en A Coruña se desarrolla a través de Emalcsa, la Empresa Municipal de Aguas. Presidida en este nuevo mandato municipal por la actual regidora, Inés Rey (PSOE), sus últimas cuentas anuales, recientemente depositadas en el Registro Mercantil, son las correspondientes al año 2018. Ese ejercicio, la compañía ingresó casi 30 millones de euros, una cifra de negocio significativa ya que es casi la misma que la que acuñan otras entidades de envergadura de la ciudad, como la propia Autoridad Portuaria. Ese ejercicio, y siempre según su balance de resultados, Emalcsa facturó 29,8 millones de euros, frente a los 29,4 del año precedente. Alrededor de 20 millones se corresponden con ventas, mientras que más de 9,6 millones proceden de prestaciones de servicios.

No obstante, a pesar del alza en los ingresos, los beneficios de la compañía de aguas descendieron en cerca de un 20%, a tenor de las cifras presentadas. La compañía consolida sus cuentas desde el año 2015 (cuando empezó también a incluir en el perímetro de consolidación la Edar de Bens, de la que posee el 69% del capital). El resultado consolidado del ejercicio es de 1,9 millones de euros, frente a los 2,3 millones de euros de 2017. El resultado de explotación, el ordinario de su actividad, se elevó hasta los 2,2 millones de euros, de nuevo por debajo de los 2,5 millones registrados doce meses antes.

No obstante, la bajada en los beneficios no implica que la entidad no se encuentre saneada, sino que sus gastos crecen, algo que viene derivado, en buena medida, por las obras acometidas en los últimos ejercicios (depósito de aguas en Almeidas o el enganche del Ofimático son algunos ejemplos recientes). Además, la compañía aplica exenciones en la tarifa a las rentas más bajas.

Inversiones financieras de 21 millones

Al margen de sus ingresos y beneficios, la salud financiera de Emalcsa también queda reflejada en su cuenta de resultados en el capítulo relativo a inversiones financieras a corto plazo que, a finales de 2018, se situaban en 21 millones de euros. El grueso de estos importes, según se detalla en la memoria del grupo, se destinan a imposiciones a plazo fijo en entidades financieras, es decir, son las cartillas de ahorro de la compañía de aguas repartidas en los bancos. El crecimiento en los últimos años ha sido significativo ya que en 2015, primer ejercicio en el que presentó cuentas consolidadas, las inversiones financieras a corto ascendían a 3 millones de euros. Otro indicador es el fondo de maniobra de la compañía --cuando más saneada esté, desde el punto de vista de la liquidez, mayor será esta magnitud-- alcanzaba los 24,3 millones a finales del ejercicio 2018.

Así, del mismo modo que la salud de la Empresa Municipal de Aguas de A Coruña parece mantener su buena forma, la firma también sigue conservando los sueldos astronómicos de sus principales directivos. Como en ejercicios anteriores, la memoria de Emalcsa revela que la dirección general de la compañía, formada por su director general (Jaime Castiñeira) y su director general adjunto (Juan Francisco Amil) percibieron, en conjunto, casi 200.000 euros (197.327 euros brutos). Los emolumentos se sitúan por encima del sueldo de la alcadesa Rey, que ronda los 70.000 euros anuales, o los 40.000 del anterior regidor, Xulio Ferreiro.

 

 

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad